El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Laia Soler, autora de Los días que nos separan.
Daniel Handler, autor de Todos somos piratas o Y por eso rompimos.
Leer más...

RESEÑAS

Mi plan D (Las chicas Sullivan I) Andrea SmithCuando me veas Laura GallegoMi hermano persigue dinosaurios Giacomo MazzariolPrisioneros de lo invisible Rosa HuertasTypos Seth LearLas palabras heridas Jordi Sierra i Fabra
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 RESEÑAS  

Un puente hacia Terabithia Katherine Paterson

Dirigida por Gabor Csupo
Del papel a la pantalla Templo#38 (febrero 2014)

En 2007 llegaba a la pantalla grande la versión cinematográfica de Un puente hacia Terabithia, novela juvenil escrita por Katherine Paterson, bajo la dirección de Gábor Csupó y producida por Walt Disney Pictures.

La historia comienza con Jess Aarons, el único chico de cinco hermanos. El muchacho, de trece años, no es muy popular: suele quedar eclipsado por sus hermanas y en el colegio es objeto de burlas por parte de sus compañeros. Pero al comienzo del curso conocerá a Leslie Burke, una chica de su edad que resulta ser su vecina; su familia se ha trasladado a la casa de al lado y, aunque su primer encuentro no es muy afortunado, la insistencia de la chica y su simpatía logran que, por fin, se hagan amigos.

Además, gracias a ella, Jess crecerá y madurará. Ambos tienen bastante imaginación, sobre todo Leslie. Tanta que convertirá el temido bosque cercano a sus casas en Terabithia, un mundo fantástico donde jugarán a ser reyes, vivirán en un castillo, que en realidad es una casita en un árbol, y lucharán contra los malos. Allí, se olvidarán de sus problemas. Terabithia es, para ellos, el lugar perfecto para escapar, aunque sea por un rato, de la realidad. Los parecidos entre el libro y la película son muchos, hasta algunas conversaciones son literales. Sin embargo, en la novela no tenemos descripciones de ese mágico mundo, ni siquiera aparecen los malos. En cambio, en la película nos encontramos con arditrolls, cuervos grandes y peludos, gigantes… hasta podemos ver el mundo, lleno de árboles, con un río largo y caudaloso que lo atraviesa y alguna que otra cascada. Personajes y zonas que solo con la imaginación se pueden ver y sentir. Pero para poder «teletransportarte» allí tienes que realizar antes un pequeño trámite: cruzar un río (esta vez real) con una cuerda que hay colgada en un árbol.

Lo primero que el lector tiene que tener en cuenta antes de leer la novela, o ver la película, es que esta no es una historia de aventuras en un mundo mágico. Terabithia es un lugar en el que Jess y Leslie mejoran y maduran, algo que quizá se entienda mejor en la película. Sin saber este detalle, la lectura del mismo puede defraudar. Un puente hacia Terabithia tiene una moraleja que si bien el libro no llega a transmitir con claridad, la película lo consigue de manera sublime: «nada puede dañarnos». Incluso el final es mucho más emotivo en la versión cinematográfica, además de darle más protagonismo a una de las hermanas pequeñas de Jess: May Belle. Si bien en la novela pasa un poco desapercibida, en la película su personaje es clave. Todo lo contrario que la profesora de música, la señorita Edmunds. Puede que este último cambio dé pena, pero la apuesta por destacar más a la hermana pequeña fue todo un acierto.

Si en 2007 fue Destino quien lo publicó, en 2011 lo reeditó Noguer y Caralt. Quizá por querer publicar el libro a la vez que la película, la edición de Destino no quedó tan pulida, dificultando en parte su lectura.

La factoría Disney se arriesgó a llevar a la pantalla grande una película que no es lo que un niño podría esperar, a pesar de ser un clásico norteamericano, ya que es más importante la historia de superación de Jess que las aventuras en el mundo creado. La fuerza de la historia reside en los dos niños solitarios cuya amistad se va forjando a lo largo del curso.

Como habrás podido deducir, la historia no es apta para corazones sensibles. Nuestro consejo es: lee el libro y rápidamente ve a ver la película. Parafraseando a la señorita Edmunds: «si tienes la mente abierta, puedes crear un mundo nuevo». Y desde El Templo te aseguramos que lo conseguirás. 

Por
rocio.carrillo(a)eltemplodelasmilpuertas(punto)com


En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro.

Nombre *

E-mail * (no se publicará)

Twitter

 Puntuación (solo si has leído el libro)


Tags permitidos: [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]

Avisarme cuando se publique mi comentario.

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.

Los comentarios están moderados y no se permitirán insultos ni enlaces a contenidos para +18.

Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Repasa tu comentario antes de enviarlo para corregir las faltas. Escribe con todas las letras, esto no es un móvil ;) Y no escribas en mayúsculas. Eso significa gritar en Internet.


De Katherine Paterson quizá también te interese...

Un puente hacia Terabithia (catálogo de novedades)

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

gabriel sofia gordillo sandoval en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): Super cool.... Leer comentario

María Ángeles en Tengo tanto que contarte: Me ha encantado esta historia. Está narrada en primera persona p... Leer comentario

Massiel gongora cervantes en Divergente (primera parte de la saga): Me encantó, está muy bueno. ... Leer comentario

SHADRYCK en Cuando me alcances: Me encantó el libr0, lo leí en dos días de tan entretenido que se... Leer comentario

Vanessa en Forbidden: Estuve cerca de tres meses con el libro en la computadora sin que... Leer comentario

Eva Castillo Carón en El violín negro: Al principio gusta, con el tiempo decepciona. Las escenas supuest... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO