El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Laia Soler, autora de Los días que nos separan.
Daniel Handler, autor de Todos somos piratas o Y por eso rompimos.
Leer más...

RESEÑAS

Caraval (primera parte de la saga) Stephanie GarberPor una rosa Laura Gallego, Benito Taibo, Javier RuescasEn la piel de Erica Michelle PainchaudLa flor de fuego Alba QuintasEl martillo de Thor (Magnus Chase y los dioses de Asgard II) Rick RiordanKafka y la muñeca viajera Jordi Sierra i Fabra
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 RESEÑAS  

Yo, él y Raquel Jesse Andrews

Dirigida por Alfonso Gómez-Rejón
Del papel a la pantalla Templo#48 (octubre 2015)

Cada año, el Festival de Cine independiente de Sundance nos regala joyas como Las vírgenes suicidas (Sofia Coppola, 1999), o Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Daton y Valerie Faris, 2006). En 2015 el galardón recayó en Alfonso Gómez-Rejón y su película Yo, él y Raquel, adaptación de Un final para Rachel, de Jesse Andrews, también guionista del filme. Ambas narran el último año de instituto de Greg, un adolescente con un único amigo por elección propia, Earl, con el que rueda extrañas películas. Por obligación materna se hace amigo de Rachel, una chica de su instituto a la que acaban de diagnosticarle leucemia. La ruptura con los tópicos que suelen rodear al cáncer, el tono jocoso de la novela y la fuerte personalidad de los tres protagonistas son los principales elementos que la hacen destacar.

El cáncer no es un tema fácil de abordar. Desde Bajo la misma estrella (Josh Boone, 2014) a la reciente Mama (Julio Medem, 2015), pasando por Agosto (John Wells, 2013) o Mi vida sin mí (Isabel Coixet, 2003), esta enfermedad ha sido tratada desde casi todos los puntos de vista: el drama romántico o familiar, la superación, la comedia, el melodrama más telefílmico o el carpe diem. Yo, él y Raquel coge un poco de cada una de estas visiones creando un caleidoscopio de sensaciones que logra atraer a un espectador que notará cómo la película llega a su fin antes de que se dé cuenta.

Andrews firma el guion de una película fiel a la obra original en algunos aspectos pero distinta en el tono. La comparativa entre ambas da como resultado una sensación de deslealtad del autor hacia su propia obra y es una decepción comprobar cómo ha traicionado su propia idea aceptando las costumbres del Hollywood más ortodoxo.

Y es que la crítica a la manipulación emocional de la que pecan las películas sobre el cáncer era uno de los puntos fuertes de la novela. En la película, en cambio, se miente al espectador de forma ilógica y descarada. Este engaño (que la voz en off de Greg trata de justificar casi al final de la película y que solo provoca resoplidos en la sala de cine) se acerca al sensacionalismo que pretende criticar. Esto, junto con los cambios en la trama al acercarse el final, hace malinterpretar la obra y convierte a Yo, él y Raquel en otra película más sobre el cáncer. Además, cae en varios tópicos que la cultura popular ya asocia a las películas indies, como la utilización de una música no comercial o una fotografía plagada de planos detalle.

Por otro lado, y aunque el guion es bastante manipulador, la película se sostiene gracias a la hipnótica dirección de Alfonso Gómez-Rejón, conocido por dirigir capítulos de series como Glee o American Horror Story, así como por los tres protagonistas. Con un gran control de las emociones y sabiendo que no es ningún sex-symbol ni tiene que demostrarlo, Thomas Mann (Greg) realiza una interpretación sincera y acertada. Olivia Cooke (Rachel) tiene un maravilloso plano secuencia en el que vemos que tiene un gran futuro como actriz. Por último, R. J. Cyler hace un buen papel en un guion lastrado por un tijeretazo a su personaje, Earl: de pasar de ser el coprotagonista en la novela, funciona como un secundario del que apenas sabemos en la película. Del resto del reparto destaca Molly Shannon, la madre de Rachel, que sorprende con un personaje breve pero muy potente.

En definitiva, Yo, él y Raquel es una buena película lastrada por un guion un tanto caótico y moralista. Pero parece que va a dar mucho que hablar en la próxima temporada de premios. ¿Vas a dejarla pasar? 

Por


En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro.

Nombre *

E-mail * (no se publicará)

Twitter

 Puntuación (solo si has leído el libro)


Tags permitidos: [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]

Avisarme cuando se publique mi comentario.

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.

Los comentarios están moderados y no se permitirán insultos ni enlaces a contenidos para +18.

Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Repasa tu comentario antes de enviarlo para corregir las faltas. Escribe con todas las letras, esto no es un móvil ;) Y no escribas en mayúsculas. Eso significa gritar en Internet.


De Jesse Andrews quizá también te interese...

Yo, él y Raquel (Un final para Rachel) (reseña)
Un final para Rachel (catálogo de novedades)
Yo, él y Raquel (catálogo de novedades)

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

gabriel sofia gordillo sandoval en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): Super cool.... Leer comentario

María Ángeles en Tengo tanto que contarte: Me ha encantado esta historia. Está narrada en primera persona p... Leer comentario

Massiel gongora cervantes en Divergente (primera parte de la saga): Me encantó, está muy bueno. ... Leer comentario

SHADRYCK en Cuando me alcances: Me encantó el libr0, lo leí en dos días de tan entretenido que se... Leer comentario

Vanessa en Forbidden: Estuve cerca de tres meses con el libro en la computadora sin que... Leer comentario

Eva Castillo Carón en El violín negro: Al principio gusta, con el tiempo decepciona. Las escenas supuest... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO