Último número
Entrevistas
Catalina González Vilar, autora de Las lágrimas de Naraguyá y Los coleccionistas.
Philip Pullman, autor de La materia oscura y El libro de la oscuridad.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La Academia
Amelia Drake

Siruela
El reportero recomienda El Templo#64 (junio 2018)
Por Víctor Heranz
542 lecturas

En la ciudad de Danubia existen dieciocho academias. A los doce años, todos los niños son elegidos para entrar en alguna de ellas y comienzan a prepararse para el que será su futuro, ya sea siendo Orfebre, Escriba o un Húsar, uno de los guardias de la ciudad.

Twelve recibió su nombre por ser la duodécima huérfana en llegar el Año de los Récords, un año en el que fueron abandonado setenta niños en la Institución para Niños Especiales Edgar G. Estanislao Moser. Seventy Stephen, el mejor amigo de Twelve, fue el último. Mientras que la primera quiere entrar en la Academia de Servicio y convertirse en Camarera, el chico sueña con conseguir una plaza en el Cuartel de los Húsares. Ambos están expectantes por irse al centro de la ciudad y construir una vida lejos del orfanato donde se han criado.

Para ello, los chicos tendrán que entrevistarse con varios emisarios de las academias, aunque desconocen quién pertenece a cada una de ellas. Las entrevistas se desarrollan con normalidad hasta que llega la última, que resulta ser muy extraña, ya que le hacen andar a ciegas por una sala llena de muebles y meter la mano en una caja misteriosa. Pero, como finalmente Twelve es aceptada en la Academia de Servicio, no le da más importancia… hasta que el carruaje que la lleva hacia la ciudad salta por los aires.

Al despertar, la niña descubre que el atentado fue en realidad un secuestro, pues ha sido seleccionada para la decimonovena academia de Danubia, la academia que no existe, la Academia de los Ladrones. Allí, la joven comenzará a urdir un plan para escapar, reunirse con Seventy Stephen y recuperar los sueños de una vida que le han arrebatado. Pero no se lo van a poner nada fácil, porque todos los profesores ven en ella una gran aprendiz de ladrona.

La trilogía de La Academia, publicada por la editorial Siruela entre 2016 y 2018, es un middle grade bastante lineal, pero que funciona muy bien gracias a su acción y su misterio. Según la saga avanza, las subtramas se van entrelazando en una historia que, a pesar de tener un planteamiento poco original, consigue encontrar su camino. Su protagonista, que para nada es una heroína al uso, es el núcleo absoluto de los libros, mientras que los secundarios, aunque van teniendo más peso, podrían haber tenido un mejor desarrollo.

Es en su telón de fondo donde La Academia se desmarca de otras sagas. Las aventuras de Twelve se desarrollan en una ambientación muy cuidada de corte decimonónico. La urbe de Danubia, rodeada por el gran río Duna, está basada en las grandes ciudades centroeuropeas. En una isla casi inaccesible del dicho río se erige la Academia de los Ladrones, que recuerda un poco a Hogwarts en su organización, pues cuenta con divisiones de ladrones a las que te asignan dependiendo de lo que hayas robado en tu primera noche entre esos muros: los Acróbatas, los Deshollinadores (en la que entra Twelve) y los Lords, aunque también se puede acabar siendo un Harapiento...

También en su estilo —menos humorístico y más clásico que los middle grade actuales— la trilogía logra hacerse con un sello propio. Detrás de Amelia Drake se esconden dos autores italianos más que conocidos: Davide Morosinotto (autor de Nemo, el chico sin nombre) y Pierdomenico Baccalario (conocido por la saga Ulysses Moore). El talento de ambos consigue que las peripecias de Twelve, que se van tornando más oscuras y peligrosas, sean memorables y, además, les ha permitido crear un universo al que podrían volver cuando quisieran.

Aunque es cierto que el primer tomo puede resultar introductorio, tiene un final trepidante, y ya en el segundo comienza a verse la creatividad de los dos escritores, así como el arco evolutivo tan interesante que tiene la protagonista. Es entonces cuando la historia despega, se saca todo el jugo posible a la ambientación y la trama avanza a pasos agigantados. Los que se enamoraron de El señor de los ladrones, de Cornelia Funke, o quieren leer una buena novela de aventuras sin grandes pretensiones, pueden encontrar en La Academia una obra más que interesante para perderse en la ciudad de Danubia, donde los ladrones campan a placer.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
roberto en El mar: En lo personal me ha parecido una muy buena novela infantil, de v...
eduardo luis en Mentes poderosas (primera parte de la saga): Me encantó la reseña del libro y la película estuvo estupenda, me...
Clarisa en Mi primer beso: ¿Quién diria que este libro se convertiria en el stand de los bes...
Clarisa en El club de los corazones solitarios: Por lo general está bien esta historia, en las primeras páginas m...
luna en El viajero (La Puerta Oscura I): ¿Dónde se puede comprar ese libro?...
hola en Pulsaciones: Este libro yo lo tengo y es reentretenido, lo leí como cuatro vec...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número