Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Adonde llegan las nubes
Juana Aurora Mayoral

Anaya
Libros olvidados El Templo#62 (febrero 2018)
Por Carlota Echevarría
1.376 lecturas

1519. Hernán Cortés se adentra en territorio azteca con intención de invadir Tenochtitlán. Su objetivo no es otro que hacerse con sus riquezas, extender el cristianismo e imponer sus costumbres europeas. Para ello cuenta con dos grandes bazas: sus armas de fuego y su temeridad.

En el bando opuesto está Motecuzhoma, un líder astuto pero supersticioso que no sabe cómo reaccionar. Ha visto en las estrellas el fin de su mundo, y es reacio a atacar a Cortés por temor a que sea una reencarnación de Quetzalcóaltl, el dios bueno que sus ancestros predijeron que bajaría a la tierra a ayudar a los aztecas.

Mientras tanto, en España, muchas familias han tenido que huir de sus casas. El judaísmo ya no se tolera y es duramente perseguido.

En este contexto, Juana Aurora Mayoral teje dos historias. Por un lado, la de un soldado español joven e inexperto que acude al Nuevo Mundo en busca de su padre y termina al mando de Cortés. Por otro, la de un artesano azteca cuyo punto de vista nos permite conocer una civilización rica y próspera, aunque también supersticiosa y cruel, donde son habituales los sacrificios humanos.

Adonde llegan las nubes es una obra coral en la que importan más las tramas que los personajes; los observamos como un historiador que los comprende, pero no siente su dolor. La novela es una forma muy entretenida de conocer este episodio de la historia, y uno de los grandes aciertos de la autora es mostrar que no hay buenos y malos, sino distintas culturas con sus luces y sombras. Aunque empezamos conociendo a los padres de Cortés, su figura no está idealizada, y lo mismo ocurre con Motecuzhoma y los mexica.

El choque entre las civilizaciones fue producto del miedo y la ignorancia, y si algo nos muestra este libro es que, pese a nuestras muchas diferencias, eran más las cosas que teníamos en común.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número