Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Aguas oscuras
Claudia Gray

Montena
Reseñas de novedades El Templo#27 (abril 2012)
Por Rocío Carrillo
6.148 lecturas

Abril de 1912. El mayor transatlán­tico de todos los tiempos, el Titanic, está a punto de zarpar. En él viaja la familia Lisle, compuesta por Lady Regina y sus tres hijos: Layton, Irene y Beatrice. Para ellos el viaje será la oportunidad per­fecta para reconducir su vida y empezar a entablar amistad con las altas esferas antes de llegar a América; sin embargo, para Tess, la doncella de Irene, se con­vertirá en una pesadilla.

A bordo del Titanic conoceremos tanto a personajes reales como el dise­ñador del barco Thomas Andrews, como a personajes ficticios que hacen que la trama tenga sentido, como en el caso del conde Mijail Kalashnikov, que está muy  in­teresado en una caja que Tess transporta hacia el camarote de los Lisle y cuyo con­tenido el lector desconoce, o de Alexander Marlowe, un apuesto joven que le salva la vida en dos ocasiones.

Ese será el punto de partida para que las vidas de Tess y Alec se unan, en un intento de sobrevivir y ver cumplidos sus sueños: tener una nueva vida en Amé­rica, la tierra de las oportunidades. Sin embargo, Mijail no descansará en ningún momento hasta conseguir lo que quiere y, ya de paso, hacer sufrir a Tess e intentar que Alec se una a la Hermandad, una her­mandad de hombres lobo.

Escrita en presente y narrada desde el punto de vista de Tess, Aguas oscuras nos sorprende con esta fascinante historia de amor a bordo del Titanic, coincidiendo con el centenario de su hundimiento. Mez­clando la realidad con la fantasía y gracias a una minuciosa ambientación, Claudia Gray logra que te sumerjas en los pasillos y las habitaciones del transatlántico con una historia ágil, fresca y entretenida.

En esta ocasión, el lector cuenta con una ventaja: sabe que el Titanic se va a hundir. Por lo tanto, la pregunta es: ¿se salvarán Tess y Alec de la catástrofe que ocurrirá? ¿O se verán arrastrados a las aguas oscuras del océano Atlántico?

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
txatxe en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Me mandaron comprarlo para la clase en Mercedarias y lo que no en...
Nepe en La lección de August (Wonder I): El libro me encantó, lo recomiendo mucho y muy buena reseña. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras