El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Concha López Narváez, autora de El silencio del asesino.
Kiera Cass, autora de La Selección y La Sirena.
Leer más...

RESEÑAS

La nieve interminable Agustín Fernández PazJóvenes poetas rebeldes Matthew QuickLa llave de bronce (Magisterium III) Holly Black, Cassandra ClarePersona normal Benito TaiboEl mar de la Tranquilidad Josep SampereFuera de lugar (Iqbal II) Francesco D´Adamo
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 RESEÑAS  

Alba de Montenegre Luz Álvarez

Bruño
Reseñas de novedades Templo#5 (agosto 2008)

Durante muchos siglos en Toledo convivieron pacíficamente tres culturas: la hebrea, la árabe y la cristiana, hasta el siglo XV, cuando comenzaron a cambiar las cosas. En ese período histórico transcurre la novela de la que hoy hablamos, Alba de Montnegre, escrita por la gallega, aunque residente en Valencia, Luz Álvarez, que ha recibido este año el Premio Lazarillo, galardón compartido ex-aequo con la obra Aeternum de Miguel Ángel Mendo.

Alba de Montnegre nos cuenta las peripecias de la familia Montnegre, integrada por un noble castellano Raimundo, erudito y estudioso de la alquimia, y su hija adolescente Alba, una muchacha culta que lee latín y griego, sabe esgrima y montar a caballo, y es la protagonista que da título al libro.

Una falsa acusación motivada por intereses personales será el motor de la acción, lo que dará lugar a intrigas, duelos y lucha de clases, hasta llegar a un final algo precipitado para nuestro gusto. Además, algunos de los misterios planteados se quedan escondidos en el tintero, así que puede que la intención de la autora sea dejar todo trazado para una próxima secuela.

En cuanto al título, surge una duda, porque, en realidad, Alba no es la protagonista de la historia, aunque sí lo parece al principio; la acción de la novela pasa muy pronto, a las pocas páginas, a manos de su padre, y luego, más tarde, es Salvador, el enano recogido en casa de los Montnegre, el que roba todo el protagonismo.

En definitiva, una novela entretenida y bien escrita; aunque comienza con un estilo muy descriptivo y algo sobreadjetivado, al avanzar la acción la autora se mete en la trama y su pluma se vuelve más ágil, lo que se agradece.

Por


¿Qué opinan nuestros lectores sobre Alba de Montenegre?

dima
29 enero 2012 a las 17:19

me gusta gracias


En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro.

Nombre *

E-mail * (no se publicará)

Twitter

 Puntuación (solo si has leído el libro)


Tags permitidos: [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]

Avisarme cuando se publique mi comentario.

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.

Los comentarios están moderados y no se permitirán insultos ni enlaces a contenidos para +18.

Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Repasa tu comentario antes de enviarlo para corregir las faltas. Escribe con todas las letras, esto no es un móvil ;) Y no escribas en mayúsculas. Eso significa gritar en Internet.


¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

Argenis en El Chico de las Estrellas: Me encantó.... Leer comentario

Mireia en Al final de la calle 118 (La calle 118 I): El final me ha roto el corazón.... Leer comentario

Carolina García Flor en El amor es demasiado complicado: Para mí es un libro excepcional y único. Me ha gustado muchí... Leer comentario

Alexa en Obsidian (Lux I): Nunca había dejado mi opinión sobre Obsidian en alguna parte. Asi... Leer comentario

Leire en Constable & Toop: Amo este libro, cada palabra que vas leyendo te intriga más y te ... Leer comentario

Arnau Fernández en Nadar o morir: Este libro ha sido fantástico, he tenido la oportunidad de conoce... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO