Último número
Entrevistas
Beatriz Esteban, autora de Presas, Las voces del lago y Donde no haya niebla.
Gemma Pasqual, autora de la trilogía Xenia y la bilogía Like.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El alma de las cosas
Irene Gracia

Siruela
Reseñas de novedades El Templo#42 (octubre 2014)
Por Rocío Carrillo
5.132 lecturas

Tras la Revolución francesa, Adelbert es nombrado paje de la reina consorte Federica Luisa de Prusia en Berlín. Allí conocerá la historia de la ya abandonada orfebrería El Tiempo de Plata. En ella no se vendían joyas, se cambiaban. La joya «elegía» al cliente y Platónides, el dueño, escogía una alhaja del interesado. Un cambio que poco favorecía al artesano ya que las joyas que elaboraba eran mágicas y concedían deseos.

Tan singular intercambio atrajo a multitud de curiosos que llegaban a la platería para conseguir una de sus preciadas piezas. Entre ellos se encontraban Belisa, una jovencita que se encaprichó de una diadema, y Sixta, su modista, que cambió su anillo de boda por siete joyas semipreciosas a elegir entre ella y sus seis hijas.

La fama y el triunfo no tardaron en aparecer en todos aquellos que consiguieron una de sus piezas. Sin embargo, Platónides les tenía preparado algo completamente inesperado. Si por aquel entonces el tiempo era considerado de oro y las joyas de Platónides eran de plata, ¿en qué elemento se valoraba la vida?

Narrada en primera persona desde distintos puntos de vista, la prosa de Irene Gracia nos transporta a la Europa de finales del siglo XVIII con una novela de realismo mágico muy particular. Cada historia es importante para comprender las actitudes de cada personaje, tan distintos entre sí por sus personalidades y su estatus, pero totalmente obsesionados por la platería. Se podría considerar a Adelbert el personaje principal ya que gracias a él conocemos a Belisa, Sixta y sus seis hijas. Aunque no nos podemos olvidar del carismático Platónides y su orfebrería misteriosa.

La narración es exquisita, aunque a veces algunas oraciones ralentizan la lectura por ser demasiado largas, e incluso aparecen expresiones más propias de nuestro tiempo. A pesar de estos pequeños detalles, sus ciento sesenta páginas no se leen, se devoran, porque las pequeñas historias que forman la novela te cautivan. Irene Gracia ha conseguido llevar con maestría el misterio y el ritmo apropiados para atraer al lector hasta la última página.

La cubierta del libro es obra de la autora, y las maravillosas ilustraciones que acompañan al texto han sido realizadas también por ella. Sus dibujos te transportarán a El Tiempo de Plata. ¿Serás capaz de resistirte a sus encantos?  

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Biavina en Pregúntale a Alicia: Le puse ganas, llegué hasta la página 25, me aburrí y me fui....
team melangas en Sin corazón: Todavía no leí el libro, pero lo quiero. Me gusta mucho Alicia en...
sandra en El diario de Anne Frank: Me ha gustado mucho, es un tema muy triste pero es interesante ve...
MIO en La noche más oscura: Necesito urgente el por qué se llama así el libro, por favor....
Ana en El reino de los Tres Soles (El reino de las Tres Lunas II): Es muy aburrido. No encuentro la necesidad de hacer una se...
anastasia en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Tengo doce años y recomiendo mucho este libro. Era lectura obliga...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras