Último número
Entrevistas
Sarah Dessen, autora de El fin de la historia, Déjate llevar y Primero pide perdón
Clara Cortés, autora de Clementine y Al final de la calle 118.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Ana de las tejas verdes
Mariah Marsden, Brenna Thummler

Maeva Young
La Comicteca de El Templo El Templo#76 (junio 2020)
Por Gabriela Portillo
113 lecturas

En la estación espera Ana (así, con «A»): una niña pelirroja, menuda, pálida y una larga lista de adjetivos que no soporta. Juega con su imaginación desbordante a inventarse otra vida… pero hay algo que no puede cambiar. Y es que los hermanos que la van a acoger pidieron un niño (sí, con «O»).

Ana ha pasado su infancia de una familia a otra y de vuelta al orfanato. Por eso, cuando ve la casita de tejas verdes donde viven Marilla y Matthew Cuthbert, fantasea con que se convertirá en su hogar definitivo. Si la única pega que le ponen es que no es un chico, quedarse allí será pan comido.

No tarda en ganarse sus corazones y asegurarse un lugar en la familia. Matthew adora su desparpajo y sus ocurrencias disparatadas. Agradar a Marilla es más difícil: ella quiere la ayuda de una persona presentable y educada. Bueno, no es que Ana no lo intente. La vida en Avonlea es demasiado estimulante como para contener sus emociones. Por fin ha encontrado a su «amiga del alma», destaca en el colegio, pasea por senderos idílicos… ¡Cómo resistirse a disfrutar de una vida así!

Ana de las tejas verdes, escrito en 1908 por L. M. Montgomery, narraba las travesuras de su protagonista en un ambiente muy interesante. Por una parte, la rigidez de la época promovía la compostura y la disciplina. Por otra, la tranquilidad de la campiña invitaba a la distensión. Y, en medio de todo ello, los ideales románticos empujaban a los jóvenes a vivir con intensidad tanto las penurias como las alegrías. De este cóctel sale Ana, uno de los personajes más emblemáticos de la literatura juvenil.

Antes la habíamos visto en series de televisión, dibujos animados, manga… y ahora Brenna Thummler nos la presenta en novela gráfica con guion de Mariah Marsden. Ambas hacen un trabajo de matrícula: el dibujo transmite toda la magia y felicidad de la obra, con unos escenarios llenos de color y unos personajes con vida propia. La adaptación del texto brilla al bastarse de muy pocas palabras para plasmar la esencia de Gilbert, Diana, Marilla, Matthew… y, cómo no, Ana, cuyo dramatismo siempre consigue sacarnos una sonrisa.

¡Tonterías! Con Ana nosotros nos desternillamos, porque así le gustan las cosas a ella: intensas y auténticas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
dany en Mentes poderosas (primera parte de la saga): Me gustó mucho, la verdad, pero Ruby es muy dramática, como se cr...
Tomás en Doneval: Un libro de la infancia que estoy dispuesto a volver a leer en es...
itzel hernández cruz en Las lágrimas de Naraguyá: Estuvo increíble el cuento, gracias. ...
Fabrizio en La isla misteriosa: ¡¡¡Muy bueno ese libro!!!...
mariana peres en Las aventuras de Tom Sawyer: Fue muy impresionante, lo entendí todo. ...
Priscilla en La voz de las sombras: ¡Hola! Ante todo, muy buena reseña, Carlota. Este li...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número