Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Capitán Calzoncillos
Dav Pilkey

SM
¿Solo para niños? El Templo#65 (agosto 2018)
Por Natalia Aróstegui
3.578 lecturas

«Quizá Jorge y Berto no sepan mucha ortografía ni se acuerden de la tabla de multiplicar […]. Pero, cuando se trata de salvar al planeta entero de las implacables y perversas fuerzas del mal, no hay nadie mejor que ellos».

Así nos presenta una de las entregas de Capitán Calzoncillos a sus dos protagonistas: Jorge y Berto, dos chicos de primaria a los que les encanta gastar bromas, reírse por cualquier tontería y, sobre todo, escribir sus propios tebeos. Sus profesores, adultos resentidos que detestan trabajar con niños, pasan por alto la originalidad de sus cómics y el ingenio de sus bromas, y solo ven en ellos a dos críos que sacan malas notas y que no paran de darles problemas. Por suerte, Jorge y Berto aprovechan el tiempo que pasan castigados en escribir nuevas historias, siempre protagonizadas por profes gruñones transformados en temibles villanos y por todos los superhéroes que intentan detenerlos. El más famoso es sin duda el Capitán Calzoncillos, que, enfundado en sus turbocalzones, lucha por «la verdad, la justicia y todo lo que es de algodón inencogible».

Jorge y Berto están acostumbrados a meterse en líos, y el más gordo de todos ellos surge cuando deciden poner a prueba su anillo hipnótico con el odioso director de su colegio, el señor Carrasquilla. Durante una de sus muchas visitas a su despacho, los niños usan el anillo de broma, sin esperar resultados, y ordenan a su director transformarse en el Capitán Calzoncillos. Sorprendentemente, la hipnosis funciona y, antes de que se den cuenta, el señor Carrasquilla ha sustituido su traje de oficina por unos calzoncillos superelásticos y ha salido corriendo a salvar la ciudad.

Así, cada una de las doce entregas de la saga cuenta una aventura distinta en la que Jorge y Berto, siempre acompañados por el Capitán Calzoncillos, tienen que salvar al mundo de malvados villanos como los retretes parlantes, los mocos vivientes o el Profesor Pipicaca.

Dav Pilkey nunca fue un buen estudiante. Cuando estaba en primaria, su dislexia e hiperactividad le impedían seguir el ritmo de las clases, y siempre acababa castigado en el pasillo. Por suerte, podía recurrir a la imaginación para aislarse de los problemas, y fue en ese pasillo donde empezó a escribir historias y a crear personajes. Uno de ellos fue, de hecho, el Capitán Calzoncillos.

El componente autobiográfico de la saga es evidente, y quizá en él resida una parte importante de su éxito. Según el propio Pilkey, el secreto de escribir para los más pequeños reside en contar historias con las que los niños puedan identificarse, y el autor norteamericano lo consigue a lo largo de toda la saga. A pesar de los inventos imposibles, los viajes en el tiempo y los alienígenas, la obra de Pilkey emana una cotidianidad que engancha fácilmente a los lectores, especialmente en lo relativo a las cosas del cole. Esta cercanía, a su vez, crea una interesante doble lectura para los mayores: muchas veces, los enemigos más peligrosos de Jorge y Berto no son el Doctor Pañal o los mocorobots, sino los adultos de su día a día. Pilkey lleva a cabo una mordaz y acertada crítica a todos aquellos que impiden a los niños ser niños y comportarse como tal.

Así, la magia de Capitán Calzoncillos reside en que está planteado con ese aire desenfadado, disparatado y gamberro que esperamos de la mentalidad de un niño, pero a su vez escrito y estructurado con la destreza de un autor inteligente e ingenioso, que se desenvuelve igual de bien creando una trama compleja que dando rienda suelta al humor de tipo caca-culo-pedo-pis. De esta forma, Pilkey encuentra el equilibrio perfecto entre la parte más lúdica de la lectura, la calidad literaria y el tratamiento —siempre alejado del paternalismo— de mensajes importantes, como la crítica al sistema educativo, la representación LGBT o la defensa de la dislexia o el déficit de atención como algo positivo que te hace ser una persona más creativa e imaginativa.

Dav Pilkey es también el ilustrador de la obra, lo que ha permitido que la saga tenga una personalidad propia aún más definida. Capitán Calzoncillos tiene una ilustración por página y contiene, además, los tebeos que escriben y dibujan Jorge y Berto y los famosísimos flip-o-ramas: filioscopios que permiten a los lectores crear imágenes animadas. Además, los lectores españoles tenemos el privilegio de leer a Pilkey a través de la traducción de Miguel Azaola —junto con Xohana Bastida en las últimas entregas—, uno de los grandes nombres de la traducción de literatura infantil.

En definitiva, Pilkey pone de manifiesto que una lectura con mensaje también puede ser irreverente y disparatada, y que hacer chistes de mocos y pedos no es incompatible con demostrar que, muchas veces, la creatividad y la imaginación también son superpoderes que pueden salvar el mundo.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Juani Soriano
2021-08-25 21:08:17
Es un libro que me encanta por lo creativas que son las cosas. :)
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
gabriela en El chico de la flecha: Para mí el libro es muy aburrido, no tiene nada de interesante, p...
Juani Soriano en Capitán Calzoncillos: Es un libro que me encanta por lo creativas que son las cosas. :)...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número