Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La carta de Ivy Aberdeen al mundo
Ashley Herring Blake

Puck
Zona <20 El Templo#65 (agosto 2018)
Por Alicia D. Carballeira
1.101 lecturas

Ivy Aberdeen dibuja chicas cogidas de la mano en casas del árbol, pero nunca se las ha enseñado a nadie por miedo a lo que otros podrían pensar. Sin embargo, poco antes de cumplir trece años, un tornado arrasa su casa. Su cuaderno, donde guarda los dibujos, desaparece en el caos del pabellón donde se alojan los desplazados e Ivy no sabe qué hacer. Cuando algunas de sus láminas empiezan a aparecer en su taquilla del colegio acompañadas de notas donde alguien la anima a hablar de su identidad, Ivy se da cuenta de que han descubierto su mayor secreto. Un secreto que ni siquiera ella entiende todavía del todo.

La protagonista de esta historia es una niña con una gran imaginación que se siente ignorada e invisible. Tanto ella como el resto del elenco de personajes muestran unas características muy distintas entre sí, lo que permite que la variedad tome las riendas en esta novela middle-grade. Desde los padres de Ivy, centrados en recuperar su vida tras la catástrofe que han vivido, hasta la hermana de Ivy, Layla, de la que últimamente la protagonista se ha distanciado. Juntos forman una imagen colorida y cálida que encajaría a la perfección entre los dibujos del cuaderno de Ivy.

El argumento, por otra parte, mantiene el interés del lector y nos muestra, a través de los ojos de Ivy, cómo ve ella el lugar en el que vive. El mundo después del tornado. Vemos lo perdida que se siente cuando mira a su alrededor y solo ve parejas de chicochica, como dice ella, pero ninguna de dos chicas o dos chicos. Deja patente la falta de representación que ve en su entorno, un tema del que se habla mucho hoy en día y también refleja el miedo al rechazo cuando quieres hablar de tu sexualidad con tu familia y amigos, y la importancia de encontrar personas que te apoyen.

La historia de Ivy Aberdeen es una que se repite a diario: miles de cartas se escriben cada día, pero la lectura de esta es un placer asegurado.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número