Último número
Entrevistas
Jay Kristoff, autor de Las guerras del loto, Illuminae y Nuncanoche.
Chris Pueyo, autor de El chico de las estrellas, Aquí dentro siempre llueve y La abuela.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Cartas a los perdidos
Brigid Kemmerer

Maeva
Reseñas de novedades El Templo#64 (junio 2018)
Por Daniel Renedo
1.982 lecturas

¿Puede una sola foto contar una historia completa?

Juliet Young tenía por costumbre escribir cartas a su madre cuando esta se ausentaba de casa para recorrer el mundo haciendo reportajes fotográficos. Ahora, incluso después de su muerte, sigue haciéndolo. En vez de mandarlas, deja las cartas junto a su tumba y es por eso que un día Declan Murphy se encuentra con una de ellas durante su jornada de servicios comunitarios.

Tras una primera interacción desfavorable, nuestros dos personajes principales empezarán a comunicarse anónimamente a través de cartas y más tarde a través de correos electrónicos, donde serán capaces de hablar de todo aquello de lo que no lo son en la vida real. Pasarán así a convertirse en La Chica del Cementerio y El Oscuro, pero lo que ellos no saben es que están más cerca de lo que creen y que sus destinos habrán de cruzarse mucho antes de descubrir quiénes se esconden tras dichos seudónimos.

Narrado a dos voces, Cartas a los perdidos es un libro que a ratos atrapa al lector y a ratos puede llegar a resultarle tedioso, que juega con los prejuicios y con la idea de conciliar la imagen pública con la privada. También trata sobre el dolor, lo complicado de las relaciones familiares después del duelo y de cómo ni la sangre ni un apellido definen por completo a una persona.

A un lector exigente es muy probable que Cartas a los perdidos no le llegue a convencer. No destaca por su prosa ni por el desarrollo de sus personajes, pero hay algo que hace muy bien: mostrarnos que las personas no siempre actúan como deberían y que siempre pueden llegar a redimirse si así lo desean.

¿O estamos todos atrapados en una fotografía que no cuenta toda la historia?

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en Erik Vogler y los crímenes del rey blanco (Erik Vogler I): ¡Hola! Verdaderamente, un buen comienzo de saga. En lo p...
kelly en Hush, hush: ¡¡Me encanta!! Todo encaja y ya esperaba el final, que por ci...
youo en La Emperatriz de los Etéreos: Me ha encantado la historia y las cosas que ocurren. Me ha gustad...
José Ignacio en El rithmatista (El rithmatista I): ¡Wow! ¡Qué gran reseña! Una profesora me había comentado una...
Michelle en Crepúsculo. Vida y muerte: Me gustó mucho, es muy interesante y entretenido, una vez que ini...
Lil berry en Dark Lord. Días de instituto: Tengo quince años y hasta ahora este libro es el único que me he ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número