El Gato Templario

ÚLTIMO NÚMERO

Último número

ENTREVISTAS

Laia Soler, autora de Los días que nos separan.
Daniel Handler, autor de Todos somos piratas o Y por eso rompimos.
Leer más...

RESEÑAS

Caraval (primera parte de la saga) Stephanie GarberEl chico que nadaba con las pirañas David AlmondEn la piel de Erica Michelle PainchaudMi hermano persigue dinosaurios Giacomo MazzariolPrisioneros de lo invisible Rosa HuertasLas palabras heridas Jordi Sierra i Fabra
Leer más...

¿QUÉ TE APETECE LEER?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

Jerebeque ¡PRUÉBALO! Jerebeque

 RESEÑAS  

Cheyenes 6112 Christian Grenier, William Camus

SM
Libros olvidados Templo#21 (abril 2011)

A principios de los 80, cuando las únicas distopías conocidas eran los clá­sicos de Ray Bradbury, George Orwell y compañía, SM publicó en su colección Gran Angular una novelilla francesa de ciencia ficción cuasi-distópica, que a prácticamente nadie llamó la atención y que quince años más tarde desaparece­ría de las librerías.

Cheyenes 6112 nos lleva a una Tie­rra donde, tras la “Era del Petróleo” a principios del siglo XXI, el aire ya no es respirable y es imposible vivir a cielo abierto. Por eso, se construyeron cuatro grandes burbujas para albergar a la po­blación que sobrevivió a la polución y las enfermedades con el fin de mantenerla protegida del exterior. En un ambien­te totalmente aséptico se consiguieron erradicar las enfermedades, los virus y los microbios. La esperanza de vida au­mentó hasta los 250 años y en el 6112 se vive feliz en una sociedad libre, justa y segura; la gente se alimenta mayori­tariamente gracias a nanopartículas nu­tritivas que se introducen en el cuerpo a través de la piel en el momento de la ducha, y todo el mundo está convenci­do de que es imposible vivir bajo el sol. Pero un caballo y un accidente los obliga a salir al exterior e introducirá en la bur­buja el antiguo virus de la gripe contra el que los cuerpos del siglo LXII están total­mente desprotegidos. Reseda y su padre Ciclamen, experto en lenguas antiguas, intentan encontrar una solución al nuevo cataclismo que se les avecina.

Paralelamente, aunque no exacta­mente en la misma línea del tiempo, des­cubrimos que aún hay humanos viviendo fuera de las burbu­jas. Una población de cheyenes vive en un claro de un bosque cercano a la ciudad de Reseda, totalmente ajenos a lo que pasa más allá de los árboles. En el poblado, el joven Bravo, Pier­nas-Largas, cues­tiona la ley que les prohíbe entrar en el bosque, pero una epidemia de gripe obliga a los Viejos Sabios a levantarla. Esto precipitará los acontecimientos y los indios aprende­rán a vivir de nuevo como sus antepa­sados domando caballos, cazando y re­colectando los bienes que les ofrece la naturaleza. En determinado momento, la vida de Piernas-Largas se cruza con la de Reseda... pero para saber lo que pasa tendréis que buscar una copia de esta no­vela en vuestra biblioteca más cercana.

Escrita en 1974 a cuatro manos por el francés Christian Grenier (El ordena­dor asesino, Bruño, 2004) y el canadiense de ascendencia india William Camus (El fabricante de lluvia y El oro de los locos, SM, 1987), Cheyenes 6112 narra la his­toria de cada uno de los personajes con un estilo acorde con el mundo en el que viven. En el caso de Reseda el lengua­je es más formal y neutro y se emplean un montón de tecnicismos inventados. Cuando la acción toma a Piernas-Largas, Manos-Cortas y Alba-Naciente como pro­tagonistas, el tono y el vocabulario cam­bian por completo para amoldarse a la forma de expresarse de un indio cheyene de antaño. En la no­vela se muestra un mundo distópico que la mano del hombre ocasionó. El corte ecologista del libro es claro, aunque no directo y, si bien tie­ne algunas carencias en cuanto a trama y descripciones, con una nueva traducción y un buen lavado de cara, Cheyenes 6112 sería una buena nove­la de iniciación en el género de la ciencia ficción para aquellos adolescentes que aún no se atreven con tí­tulos más sesudos, e incluso podría hacerle la competencia a títulos más actuales. Aunque la histo­ria de Cheyenes 6112 es autoconclusiva, deja un final abierto, que los autores de­cidieron continuar en 1975 con Una india en las estrellas, publicado por SM en los 80 y que actualmente también está des­catalogado.

Por
papalbina(a)eltemplodelasmilpuertas(punto)com


¿Qué opinan nuestros lectores sobre Cheyenes 6112?

Manu
04 diciembre 2012 a las 18:06

Cuando era adolescente leí tanto Cheyenes 6112 como su continuación, y guardo un grato recuerdo de los mismos. Estoy muy de acuerdo con la reseña, seguramente ganaría con una buena traducción y es perfecto para iniciarse en el maravilloso mundo de la ciencia-ficción. Es una pena que se encuentren descatalogados, siempre que voy a una librería de viejo intento localizarlos, pero sin suerte hasta ahora. Saludos y enhorabuena por la revista. Sí, me parecería buena idea tenerla en formato eBook, PDF u otro cualquiera que pudiera llevar conmigo.

Daniel Romero
12 enero 2014 a las 18:56
Posiblemente fue mi primer libro de lectura "no obligada". Me encanto cuando aún no tenía interes por el sexo opuesto. Tengo 40 años y me encantaría recuperar este libro para mis hijas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro.

Nombre *

E-mail * (no se publicará)

Twitter

 Puntuación (solo si has leído el libro)


Tags permitidos: [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]

Avisarme cuando se publique mi comentario.

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.

Los comentarios están moderados y no se permitirán insultos ni enlaces a contenidos para +18.

Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Repasa tu comentario antes de enviarlo para corregir las faltas. Escribe con todas las letras, esto no es un móvil ;) Y no escribas en mayúsculas. Eso significa gritar en Internet.


De William Camus quizá también te interese...

Un hueso en la autopista (reseña)

¿QUÉ DICEN NUESTROS LECTORES?

gabriel sofia gordillo sandoval en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): Super cool.... Leer comentario

María Ángeles en Tengo tanto que contarte: Me ha encantado esta historia. Está narrada en primera persona p... Leer comentario

Massiel gongora cervantes en Divergente (primera parte de la saga): Me encantó, está muy bueno. ... Leer comentario

SHADRYCK en Cuando me alcances: Me encantó el libr0, lo leí en dos días de tan entretenido que se... Leer comentario

Vanessa en Forbidden: Estuve cerca de tres meses con el libro en la computadora sin que... Leer comentario

Eva Castillo Carón en El violín negro: Al principio gusta, con el tiempo decepciona. Las escenas supuest... Leer comentario

ÚLTIMAS NOVEDADES EN EL CATÁLOGO
#CITASCALLEJERAS
ÚLTIMO NÚMERO