Último número
Entrevistas
Jay Kristoff, autor de Las guerras del loto, Illuminae y Nuncanoche.
Chris Pueyo, autor de El chico de las estrellas, Aquí dentro siempre llueve y La abuela.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La chica del lago
Steph Bowe

Montena
Reseñas de novedades El Templo#22 (junio 2011)
Por Estefanía Moreno
12.153 lecturas

Los abuelos de Jewel han muerto, así que la joven vuelve al pueblo que la vio nacer para vivir con su madre, a la que no ve desde hace diez años. Pero todo ha cambiado: ella es una joven introvertida y poco dada a hacer amigos, y su madre es casi una desconocida. Pero lo que parece no haber cambiado es el lago, donde su hermano murió.

Y en ese mismo lago donde su vida se torció por el mal camino, esta volverá a tomar un rumbo desconocido. Aunque en un primer momento piensa que se trata de una alucinación al ver a su hermano, en realidad a quién está viendo es a Sacha hundiéndose en las aguas de lago. En un arranque de culpabilidad por no haber podido salvar a su hermano, Jewel rescata al chico. De esta manera las vidas de Sacha y Jewel se verán entrelazadas, aunque los secretos dichos a voces y los «quiero-pero-no-puedo» les impedirán disfrutar del tiempo juntos.

La chica del lago es una historia un tanto atípica para tratarse de una novela orientada a jóvenes. No esperéis un asesino en serie al que hay que atrapar ni un misterio que resolver. Jewel es una joven callada y con muchos demonios interiores, y Sacha vive con la losa del cáncer sobre su cabeza, y una manera de desfogarse es robando los enanitos de jardín de sus vecinos. Así pues, nos encontramos ante una novela triste donde las haya, con un lenguaje sencillo y a veces poético.

Pero no todo son alabanzas: los personajes secundarios pintan poco en la historia y el final resulta un tanto abrupto si se tiene en cuenta el estilo pausado de narración de la autora. Al dar la vuelta a la última página se siente que falta «algo» por explicar o que la historia podría haber seguido un poco más.

Steph Bowe, la autora, vive en Australia y cuenta sólo con 17 años. Sí, habéis leído bien, y eso no le ha impedido que su primera novela sea todo un éxito en su país. Podéis seguirla en su blog http://heyteenager.blogspot.com, donde mezcla entradas sobre su vida y sus gustos con noticias sobre su novela.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en Erik Vogler y los crímenes del rey blanco (Erik Vogler I): ¡Hola! Verdaderamente, un buen comienzo de saga. En lo p...
kelly en Hush, hush: ¡¡Me encanta!! Todo encaja y ya esperaba el final, que por ci...
youo en La Emperatriz de los Etéreos: Me ha encantado la historia y las cosas que ocurren. Me ha gustad...
José Ignacio en El rithmatista (El rithmatista I): ¡Wow! ¡Qué gran reseña! Una profesora me había comentado una...
Michelle en Crepúsculo. Vida y muerte: Me gustó mucho, es muy interesante y entretenido, una vez que ini...
Lil berry en Dark Lord. Días de instituto: Tengo quince años y hasta ahora este libro es el único que me he ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número