Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Circe
Madeline Miller

Alianza Editorial
¿Solo para adultos? El Templo#69 (abril 2019)
Por Marta Álvarez
625 lecturas

Los mitos nacen con diferentes intenciones: educar, atemorizar, entretener… Por eso a veces un mismo protagonista puede emprender distintas aventuras sin aparente relación entre sí: lo importante es la trama y el mensaje, el personaje es lo de menos. Pero Madeline Miller ha querido dar sentido a todas esas historias, imaginando cómo podrían haber sido las vidas que había tras ellas. Ya lo hizo con Aquiles y Patroclo en La canción de Aquiles, y esta vez se ha decantado por la figura, hasta ahora terrible y embrujada, de la hechicera Circe.

Para la mayoría de nosotros, simples mortales del siglo XXI, Circe no es más que otro bache en la larga lista de obstáculos a los que tuvo que enfrentarse Ulises en La Odisea, la malvada bruja que transformó a su tripulación en una piara de cerdos. Quizás, si te interesa la mitología, también sabrás que Circe era hija del titán del sol Helios y tía de la hechicera Medea y del famoso Minotauro de Creta. Pero poco más. Sin embargo, gracias a Madeline Miller y su hechizante prosa, descubrirás la personalidad que podría haberse escondido tras todo eso: la autora encadena los mitos protagonizados por Circe, hilándolos y dándoles cohesión a través de las dudas, el miedo, la ira y el amor que la construyen como personaje.

Circe es una protagonista en constante evolución, que aprende de sus errores y pasa a cometer otros nuevos; a veces compasiva, a veces rencorosa, pero siempre ella. Si los dioses y los héroes son hilos, Circe es el telar de Dédalo, complejo y exquisito, a través del cual se entretejen todas las historias. Por continuar con la metáfora, podría decirse que Dédalo es Madeline Miller, la mente brillante tras ese telar. Pero es que Dédalo es Dédalo, uno más de los secundarios que salpican la trama de Circe, como Hermes, Jasón o Atenea. Todos ellos son personajes bien definidos, pero no esperes que tengan una evolución espectacular como la de Circe: la mayoría de los secundarios están ahí para hacerla brillar como personaje… aunque eso signifique hundirla como diosa.

«Antes pensaba que los dioses son lo opuesto a la muerte, pero ya veo que están más muertos que nada, pues son inmutables y no pueden tomar nada en sus manos».

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Jose Carlos en Maldita física: Quiero leerlo para una tarea de física....
sofia reyes en Marianela: Está muy aburrido, le faltan palabras malas....
Cesar en El ladrón de minutos: Este cuento me pareció divertido y emocionante....
collo en Los tres mosqueteros: La verdad es que a mí me pareció un libro interesante, con histor...
Naty en A dos centímetros de ti: Tengo una duda sobre si el libro ¿Y si quedamos como amigos? y A...
kappOTAKU en Éramos mentirosos: No me gustó este libro, sentí que era una pérdida de tiempo porqu...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras