Último número
Entrevistas
Rafael Salmerón, autor de No te muevas, Musaraña, El club y 27 latidos.
Jay Kristoff, autor de Illuminae, Nuncanoche y Las guerras del Loto.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La ciudad de los fantasmas (primera parte de la saga)
Victoria Schwab

Puck
Reseñas de novedades El Templo#67 (diciembre 2018)
Por Marta Álvarez
1.638 lecturas

El mundo está plagado de fantasmas; espíritus que, por algún motivo, quedan atrapados en su propio plano, invisibles al ojo humano. Bueno, al ojo de la mayoría de los humanos. Cassidy sí puede verlos, cruzando el Velo hacia esa realidad paralela a la nuestra. No conoce a nadie más capaz de hacerlo; lo único que sabe es que empezó hace un año, cuando estuvo a punto de ahogarse y fue rescatada por Jacob, que desde ese día se convirtió en su amigo inseparable.

Nadie más conoce el secreto de Cassidy, ni siquiera sus padres, «los Inspectros», autores de una célebre saga que se dedica a diseccionar relatos y leyendas paranormales. Son tan famosos que incluso van a rodar su propio programa de televisión, en el que recorrerán las ciudades más encantadas del mundo. La primera parada es Edimburgo, tan plagada de niebla como de fantasmas. A Cassidy, que ya estaba preparada para pasar las vacaciones en la casa de la playa, el cambio no le hace ninguna gracia. Por suerte tiene a Jacob para ayudarla a sobrellevar las desagradables sorpresas que Edimburgo le tiene reservadas. Nadie se opone a que su amigo se una a su viaje, claro.

Es la ventaja de que sea un fantasma.

La ciudad de los fantasmas es una de esas historias en las que la ambientación es un personaje más. Es cierto que la trama principal, que involucra a cierto espectro famoso en Edimburgo, tarda mucho en arrancar; pero, mientras tanto, paseamos por las calles de la ciudad fantasmal de la mano de Cassidy. Que, por cierto, es una gran fan de Harry Potter y no puede evitar echar un ojo a la cafetería donde J. K. Rowling escribió su saga favorita. Por supuesto, Victoria Schwab también se encarga de describirnos con un estilo sencillo pero escalofriante los escenarios más malditos de Edimburgo, como las mazmorras de su castillo o las callejas subterráneas de Mary King’s Close, llenas de almas en pena.

Aunque la novela narra una aventura autoconclusiva, en realidad esta primera entrega es un aperitivo de una historia que promete ser mucho más grande: plantea las preguntas adecuadas y te ofrece un esbozo de un mundo siniestro, que, quizás, no está tan lejos del nuestro. Para verlo, solo tienes que pasar la página… o asomarte al Velo.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Priscilla
2020-07-15 19:18:20
¡Hola!

Se trata de un libro que habla de fantasmas, pero en ningún momento se vuelve gótico. Cierto es que para mí el aspecto gótico es un punto a favor, pero esta historia tiene la virtud de hacer que no lo eches de menos. A fin de cuentas, bordea ese mundo: hay cementerios, como el de Greyfriars. Pero al ser Cass, la protagonista, una chica tan normal, con una vida muy reconocible para nosotros los mortales, no asociamos el libro con un ambiente gore.

La protagonista se verá en serios apuros a lo largo de la historia. Algunos se resolverán, pero otros se dejarán para libros posteriores. No en vano, es una saga.

Me ha gustado mucho la idea del Velo, que separa nuestro mundo de una especie de Mundo Intermedio, donde hay fantasmas que se han quedado atrapados allí. Es el mismo mundo, con las mismas casas, pero de un gris desvaído. De hecho, la protagonista cuando lo visita se distingue del resto de fantasmas, porque en su pecho nace una espiral luminosa. Hilo de vida que cumplirá una misión fundamental en el resto de la historia. Para saberlo, ya sabéis, leed el libro.

Acompañada de su vieja cámara fotográfica, Cassidy intenta retratar aunque sea un matiz pálido de ese mundo. En sus aventuras lo acompaña Jacob, un fantasma con el que mantiene una gran amistad y que le salvó ya en el pasado.

Un elenco de personajes muy reconocibles salpica el relato y lo fortalece. Por un lado, está Lara, una chica que se hace querer, aunque al principio parece la típica chica engolada que está muy segura de sí misma. Sin embargo, al final su participación en la trama es fundamental. Los padres de Cass, siempre rodeados de fantasmas. Aunque no tienen una evidencia directa de su existencia, toda su vida gira en torno a ellos. Está también Findley, un grandullón que cree en los fantasmas. ¿Quién no creería en ellos en una ciudad como Edimburgo?

¡¡¡Felices lecturas, Templari@s!!!
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Anonimo en Un hijo: Gracias, me llegó hasta el corazón. Muchas gracias por su reseña....
diana en El señor de los anillos: Me encantó la reseña de El señor de los anillos. ...
elia en Monsterchef: Horrible. ...
Joana Isabel en Vendida: ¿Está basado en un hecho verídico? Hace años oí este titulo por l...
Azul Montalvo en La quinta ola (primera parte de la saga): Es un libro muy bueno, de esos que empiezas y no quieres parar. M...
maikelys en Un beso en París (primera parte de la saga): No leí el libro completo, pero se ve que es muy interesante....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número