Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Clementine
Clara Cortés

La Galera
Reseñas de novedades El Templo#71 (agosto 2019)
Por Natalia Aróstegui
297 lecturas

Clementine sale con Mark desde hace años. Viven juntos y Mark es cariñoso con ella. Además, su madre lo adora: no deja de repetirle que Mark es lo mejor que le ha pasado nunca.

A simple vista, se trata de una relación cómoda, sin complicaciones. Por eso, Clementine no es capaz de ver las cosas pequeñas, como que siempre que salen a cenar van a la hamburguesería favorita de Mark, aunque ella la deteste. Tampoco ve las cosas importantes: que desde que está con él ha ido perdiendo amigos por el camino, que lleva años atascada y que no tiene ningún plan de futuro. Pero lo tiene a él, y su madre insiste: Mark es lo mejor que le ha pasado nunca.

La cuarta novela de Clara Cortés reúne muchos de los aspectos que son ya característicos de su obra: una prosa delicada (en la que, eso sí, nos hubiera gustado ver menos anglicismos), unos personajes llenos de matices e imperfecciones y el tratamiento realista de temáticas importantes. Si en obras anteriores la autora reflexionaba sobre el duelo o la tristeza, Clementine retrata la crudeza de las relaciones tóxicas: «[...] me enredé a su alrededor como una planta. Crecí en torno a Mark. Él era un invernadero, y yo una rosa rara que solo podía florecer bajo su luz fluorescente».

El interés de la novela reside en la forma en la que se aborda esta realidad. La autora no emplea los recursos narrativos típicos, que nos presentarían la historia de Clementine de forma lineal y que quizá culminarían con un desenlace con un evidente propósito moralizante sobre las relaciones tóxicas. Cortés opta, en cambio, por acompañar a los personajes en momentos clave de sus vidas, sin que haya más giros que los que ofrece una cotidianidad realista, muy bien conseguida. El resultado es una novela que, paradójicamente, impacta por su cercanía y su delicadeza.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número