Último número
Entrevistas
Sarah Dessen, autora de El fin de la historia, Déjate llevar y Primero pide perdón
Clara Cortés, autora de Clementine y Al final de la calle 118.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Cleptómanas
Kirsten Smith

Nube de tinta
Reseña inédita
Por Víctor Heranz
350 lecturas

Cletómano/a: Dicho de una persona: Que padece cleptomanía.

Cleptomanía: Propensión morbosa al hurto.

Elodie es nueva en la ciudad. Su padre se ha vuelto a casar tras el fallecimiento de su madre. Apenas tiene amigas y no puede dejar de mirar a Brady, uno de los chicos más guapos y populares de su nuevo instituto.

Tabitha es rica. Su padre es un arquitecto de renombre y su madre se dedica a beber vino y comprar muebles. Ya no se quieren, pero no se atreven a decirlo. Tabitha tampoco sabe si quiere ya a su novio, Brady.

Los padres de Moe murieron en un accidente de tráfico. Ahora ella vive con su tía y su hermano, pero apenas hace vida con ellos. Sus «amigos» son los más alternativos del instituto y ella simplemente se deja llevar por la vida buscando nuevas experiencias.

Ninguna llegaría ni a mirarse por los pasillos del instituto, pues pertenecen a distintos estratos de la pirámide social. Pero cada miércoles, en el sótano de la parroquia de la iglesia, las tres adolescentes se enfrentan a su mayor secreto. Y es que, para hacer frente a sus vidas, han encontrado una vía de escape que las llena de adrenalina.

Moe, Elodie y Tabitha son cleptómanas. Y no tienen ninguna intención de dejar de serlo.

Fútbol americano, padres disfuncionales, fiestas, una profesora de literatura, Romeo y Julieta… Absolutamente todos los clichés de la novela juvenil norteamericana se encuentran en esta novela, de forma totalmente consciente. La autora se aprovecha de todos ellos para incorporar un tema como la cleptomanía, tan desconocido para los jóvenes, en una narrativa muy conocida para ellos.

Smith emplea una técnica diferente para cada una de las voces: la narración de Tabitha es al uso, mientras que la de Moe es a través de un diario y la de Elodie es en verso. Esta diversificación dota de dinamismo a la novela, por lo que se lee de una sola sentada.

Cleptómanas es una historia ágil y muy divertida. Probablemente no sea tu novela favorita del año, pero es perfecta para pasar una tarde entretenida. Y, si te quedas con ganas de más, pues algunas de sus subtramas se resuelven con demasiada premura, siempre puedes ver su adaptación televisiva en Netflix. 

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Agente Z en Ana de las tejas verdes: Es un gran libro y me encanta la colección....
Silvia Aguilera en Historia de Mix, de Max y de Mex: Quería comentarles que leí el libro (título que no conocía) y la ...
Crystal en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): A mí el libro me ha encantado porque nos mete en un mundo de fant...
dany en Mentes poderosas (primera parte de la saga): Me gustó mucho, la verdad, pero Ruby es muy dramática, como se cr...
Tomás en Doneval: Un libro de la infancia que estoy dispuesto a volver a leer en es...
itzel hernández cruz en Las lágrimas de Naraguyá: Estuvo increíble el cuento, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número