Último número
Entrevistas
Victoria Álvarez,
Stephanie Perkins,
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Cómeme si te atreves
Daniel Ojeda

Roca
Reseñas de novedades El Templo#50 (febrero 2016)
Por Lucía Gayo
3.802 lecturas

Babia está gorda. Lo sabe, le gusta y disfruta con la idea de estarlo casi tanto como disfruta cuando come un donut de chocolate. Babia es una de esas adolescentes que se han hecho a sí mismas: fuerte, con carácter e independiente. Además de la comida, solo necesita a su tía y a su gato, Mousse de chocolate, para ser feliz.

Pero este verano, la glaseada existencia de Babia va a dar un vuelco. Por un lado, se ha plantado en su casa a pasar el verano su prima Helena, que es la versión tarta de fresa de una Barbie, pero con cero calorías en el cuerpo. Tener que cargar con la presencia de su prima es algo que pondrá a prueba la paciencia de Babia, quien tiene a Helena por una niñita superficial y malcriada.

El otro punto de inflexión de este verano que pinta tan calentito llegará con la reaparición de Daniel. Amigo y confidente de Babia en la infancia, Daniel se ha convertido en un joven apuesto, altivo y con poco interés en volver a ser amable con ella. La huella de aquello que los separó de niños todavía perdura.

A medida que Babia pasa más tiempo con Helena y Daniel, se va dando cuenta de que el muro que ha construido para protegerse de la crueldad del mundo la ha convertido a ella en la primera prejuiciosa. Y no importa cuantas galletitas saladas coma, volver a tener en su vida a Daniel está cambiándola de arriba abajo.

Con este panorama gastronómico, es de esperar que el lector entienda que se va a encontrar con una historia amena y una protagonista para mondarse de risa cuando abra las páginas de la novela. Pero lo cierto es que los postres son solo la guinda —valga la redundancia— de una historia en la que lo que de verdad importa son los sentimientos.

Con Cómeme si te atreves, Daniel Ojeda debuta como escritor. Con su particular estilo, fresco, mordaz y al mismo tiempo lleno de filosofía algo hipster, Ojeda nos transporta a una historia que atrapa desde el principio gracias a su protagonista. Y si ha logrado una novela tan redonda en su primer intento, solo podemos decir que ya estamos ansiosos por recibir la segunda novela que prometió el autor en su presentación, que se centrará en Helena como protagonista.

No podíamos haberle dedicado un número mejor a esta historia tan especial. Así que si no sabes con qué lectura ponerte, hazte con Cómeme si te atreves; te podemos asegurar, sin miedo a equivocarnos, que su lectura te absorberá, te divertirá y al mismo tiempo te enseñará un par de cosas sobre la importancia de quererse a uno mismo, y dejarse querer por los demás.  

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
titi vega en Nunca digas siempre: El libro no me gustó para nada, fue como cualquiera de esas histo...
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número