Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Cometas y deseos
Paul Mosier

Harper Kids
Reseñas de novedades El Templo#69 (abril 2019)
Por Carlota Echevarría
440 lecturas

Esta es la historia de dos hermanas: Ele, de doce años y Eco, de seis. Ele acaba de cambiarse de instituto para asistir a uno con un programa especial de artes, el mismo al que fueron sus padres. Su mayor preocupación es caer bien a todo el mundo y controlar la ansiedad que a veces se apodera de ella. Y todo parece ir bien hasta que, al salir de clase, aparece su padre para recogerla. Es evidente que algo va mal, pero no imagina esto: Eco tiene cáncer, un tipo de cáncer que solo afecta a cinco niños de cada millón.

La familia intenta mantenerse fuerte y optimista, pero no es fácil. Los padres de Ele apenas pueden permitirse vivir en Manhattan; ¿cómo se supone que van a pagar las facturas del hospital?

Aunque todos los miembros de la familia son importantes para la historia, Ele es la verdadera protagonista. La novela va mostrándonos la evolución de sus sentimientos: la reticencia a creer que pueda peligrar la vida de una niña tan pequeña, el egoísmo cuando se harta de que solo se hable de Eco, la inmensa gratitud hacia todos los que les ayudan... Paul Mosier los refleja fielmente y consigue que el lector empatice con todos los personajes. En algunos momentos aporta un punto de vista un poco idealizado de la enfermedad, seguramente porque estamos ante una novela middle-grade, pero en general se equilibra con otras situaciones más duras.

Cometas y deseos no es un libro con moraleja, pero en él subyace un mensaje de solidaridad: la gente es generosa, al menos con las personas de su comunidad. Lo que no se dice, pero para el lector español es evidente, es que el drama habría sido mucho menor con una sanidad pública donde nadie dependiera de la generosidad de sus vecinos ni de su grado de popularidad en el barrio. Quizá ese es el debate que Paul Mosier debería haber aspirado a suscitar.

Si te gustan los libros de sentimientos intensos, con Cometas y deseos soltarás alguna lagrimita sin perder el optimismo.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Ankarad.89 en Con amor, Simon: Me parece un libro distinto, que muestra una realidad que a mucha...
zixu en La calle Andersen: Es un libro muy aburrido, es mejor que no lo leáis, es para perde...
Mokashiya en La Emperatriz de los Etéreos: Para mí, Laura Gallego está en un pedestal y compro sus libros si...
Juan en Tokio en el corazón: Excelente libro juvenil. Muy construtivo. ...
Lorena del Mar en Enciclopedia de las cosas que nunca existieron: Saludos... Para quienes estén en Medellín, el libro esta disponib...
UwU 8C en Un monstruo viene a verme: ¡Horrible!...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras