Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Corazón de fuego (primera parte de la saga)
Moira Young

Montena
El reportero recomienda El Templo#69 (abril 2019)
Por Gabriela Portillo
537 lecturas

«Lugh nació primero. Luego yo. Dos horas más tarde. Lugh va primero, y yo, pues le sigo detrás. Y no pasa nada. Eso está bien. Es como tene que ser».  

La vida de Saba se rige por dos verdades: siempre ha sido dura, pero también predecible. En lago de Plata solo viven ella, su gemelo Lugh, la pequeña Emmi y Padre. Lugh es el sol que los mantiene con energía tras la muerte de Madre, pues su padre enloqueció. Ella es la sombra de Lugh, lo sigue allá donde vaya.

Y ahora Lugh quiere marcharse. Aunque nunca ha ido más allá del hogar, no soporta los estragos que la sequía interminable causa a su familia. Pero Padre no atiende a razones. Una comitiva de invasores decide por ellos: aparecen de repente con orden de secuestrar a Lugh. En el fragor de la lucha por evitarlo, Padre muere. Y Saba hace lo que siempre ha hecho: sigue a Lugh. Lo va a rescatar.

Así comienza la frenética travesía de Saba por el desierto y las tierras postapocalíticas de este futuro distópico. La novela se estructura en función de los escenarios que atraviesa en su búsqueda. Cada parte rebosa acción y emoción, a través de una escritura cinematográfica que te lleva a devorar las páginas. La autora cuenta que se inspiró en la película Centauros del desierto para crear la ambientación; a nosotros nos recuerda además a Mad Max: Fury Road.

Saba destaca como una de las protagonistas más interesantes que hemos leído en una distopía: por supuesto, es una guerrera valiente y letal, y eso supone que a veces se pasa de cabezota y grosera; atesora su independencia, pero aprende que, al final, necesita de los demás.

Con todo, lo mejor es ella como narradora. Los personajes de este mundo hablan mal: tienen fallos gramaticales, no conjugan los verbos irregulares... y así aparece en el libro (decido, hacido, ponido). Chirría al principio, pero enseguida te acostumbras y te partes de risa con las expresiones de Saba, sus palabrotas y su malhumor. Le reconocemos a Verónica Canales Medina la labor titánica de la traducción.

Lamentablemente, el resto de la trilogía no vio la luz en España. No obstante, Corazón de fuego funciona como historia independiente y merece la pena adentrarse en él. Y no lo decimos nosotros: reconocimientos como el prestigioso Premio Costa avalan su calidad. 

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Jose Carlos en Maldita física: Quiero leerlo para una tarea de física....
sofia reyes en Marianela: Está muy aburrido, le faltan palabras malas....
Cesar en El ladrón de minutos: Este cuento me pareció divertido y emocionante....
collo en Los tres mosqueteros: La verdad es que a mí me pareció un libro interesante, con histor...
Naty en A dos centímetros de ti: Tengo una duda sobre si el libro ¿Y si quedamos como amigos? y A...
kappOTAKU en Éramos mentirosos: No me gustó este libro, sentí que era una pérdida de tiempo porqu...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras