Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Crepúsculo. Vida y muerte
Stephenie Meyer

Alfaguara
Zona <20 El Templo#49 (diciembre 2015)
Por Gabriela Portillo
6.677 lecturas

Mudarse a un pueblo lluvioso con su padre es lo que menos le apetece a Beau. Es un chico desgarbado, patoso y no se le da muy bien hacer amigos, por lo que está convencido de que en el nuevo instituto lo va a pasar mal. Contra todo pronóstico, enseguida gana popularidad... especialmente entre las chicas. Pero a él solo le interesa una: Edythe. El problema es que parece que a ella estar cerca de él le da ganas de vomitar. Beau se obsesiona y descubre su secreto: Edythe no soporta el apetitoso olor de su sangre. Lo que podría hacer huir a cualquiera solo consigue que Beau se enganche más. Por su parte, Edythe no deja de pensar en ese chico cuyos pensamientos no puede oír. ¿Podrá superar la tentación y dejar a un lado su condición de vampiresa para amar a Beau?

¿Te suena esta historia? En efecto, es el comienzo de Crepúsculo, libro que daría pie a la saga homónima que arrasó. Con motivo del décimo aniversario de su publicación, la autora ha decidido reescribir la historia. En esta nueva versión, el género de los personajes se invierte, por lo que nos encontramos con que Bella se ha convertido en Beau, Edward en Edythe y lo mismo ocurre con el resto de secundarios, con la justificada excepción de los padres de Bella.

Como la propia Meyer aclara en el prólogo, la intención era demostrar que, al contrario de lo que los detractores de la saga mantienen, la personalidad dependiente de Bella no se debe al hecho de ser mujer. Sin duda, logra su propósito.

Aunque la mayor parte de las escenas se repiten, Stephenie ha reescrito prácticamente la totalidad del texto, puliendo errores de estilo y arreglando ciertos desajustes en la trama. Además, añade información inédita y algunos cambios que no dejarán indiferente a nadie.

Si eres de los que empezó a leer por ese libro negro de la manzana, no dudes en echarle un vistazo a esta reinterpretación. El debate está abierto: ¿basta con invertir el género o necesitamos más cambios para crear personajes realistas? ¿Funciona mejor la fórmula del amor imposible si es el chico el mortal? ¿Es posible cambiar la imagen tan arraigada que tenemos de estos personajes? La respuesta parece ser mayoritariamente negativa: nuestra cultura nos impone unos roles difíciles de ignorar. Precisamente para desterrar ciertos estereotipos vale la pena leer este experimento y formarte tu propia opinión. Si no te acaba de convencer, y como a mí te cuesta imaginarte al masculino Jacob como una chica, gracias a la edición doble podrás dar la vuelta al libro y reencontrarte con la historia original.

Diez años después, los vampiros vuelven más vivos que nunca.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número