Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Los criminales de noviembre
Sam Munson

Océano Gran Travesía
Reseña inédita
Por Víctor Heranz
3.270 lecturas

«¿Qué es lo que quieren? ¿Un índice de mi alma? ¿Las medidas de mi polla? Se las podría dar: es algo que no me avergüenza ni nada por el estilo. Pero ¿les ayudaría a entenderme?». 

Addison es un adolescente extraño, pedante y rebelde. Gana dinero vendiendo marihuana y pasa las tardes acostándose con su mejor amiga, Digger, y traduciendo la Eneida, pues está obsesionado con el latín. 

Pero, cuando un casi desconocido compañero de clase es asesinado a tiros, Addison rompe su rutina. Así, y al no poder aceptar esta muerte, el joven comienza una búsqueda que provoca una espiral de autodestrucción en la que se conjugarán el amor y la violencia. Con la investigación como telón de fondo, la pareja formada por Digger y Addison se enfrentará a situaciones muy duras que los acercarán y distanciarán. 

Dirigiéndose a los lectores, Sam Munson nos relata una historia oscura, ambientada en los suburbios de Chicago, que trata de drogas, muerte y clandestinidad. 

Los personajes son una auténtica mina. Su protagonista es una delicia narrativa y su fuerte voz derrocha personalidad. El autor no se corta en retratar la juventud actual y su tono, cortante y de lenguaje nada censurado, recuerda a la serie Shameless (Paul Abbott, 2011). 

En contrapartida, y a pesar de esta potente voz narrativa, el hándicap de Los criminales de noviembre reside en su fuerte falta de ritmo. La novela de Munson es densa, ya que no deja de ser una retahíla de reflexiones de Addison unidas mediante algunos pasajes de sus diferentes desventuras, pero, en general, es un libro muy introspectivo. Esto hace que el hilo se pierda en ocasiones y que parezca que la historia no avanza. 

Cuando comienza la novela, Addison narra que acabó con una caja con una pistola y miles de dólares bajo la cama. ¿Quieres saber cómo se metió en un tornado de muerte, drogas y amor? Para ello tendrás que leer todo el relato un adolescente nihilista y que observa el mundo con una mirada muy árida. Y, si te convence tanto como a nosotros, podrás verle en la gran pantalla en 2017, pues Los criminales de noviembre dará el salto al cine protagonizada por Ansel Elgort y Chlöe Grace Moretz. 

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número