Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Demian
Hermann Hesse

Alianza Editorial
#PostureoClásicos El Templo#65 (agosto 2018)
Por Marta Álvarez
11.866 lecturas

Desde que era niño, Sinclair tiene una teoría: existen dos mundos, aunque ambos conviven sin llegar a tocarse. Está el bueno, al que pertenecen los abrazos de su madre, las sábanas limpias y los juegos con sus hermanas, y el malo, el de los callejones, los criminales y las mujeres que esperan en ciertas esquinas. Sinclair ha crecido en el mundo bueno, pero siente una inconfesable atracción hacia todo lo que sucede en las sombras.

Desde que mató a su hermano, Caín tiene una marca: señala su pecado y hace que todos los hombres le teman. Eso dice la Biblia. Pero, ¿y si Caín no hizo nada malo? ¿Y si los demás hombres le odiaban porque era mejor que ellos y se inventaron su crimen para no sentirse unos cobardes por temerle? Lo distinto siempre ha inspirado rechazo en los mediocres. Eso dice Max Demian, el chico nuevo. Sus palabras rozan lo blasfemo, pertenecen a ese otro mundo oscuro y prohibido que tanto seduce a Sinclair. La tranquila existencia de Demian es un desafío en sí misma, a los profesores, al mundo bueno, ¡al propio Dios! Al menos, al dios de la Biblia. Demian cree en otra divinidad, una que lleva por nombre Abraxas y que aúna esas dos realidades en las que siempre ha creído Sinclair: Abraxas es, a la vez, la virtud y el pecado.

Demian es lo que se llama una «historia de formación»: Sinclair no es más que un niño que deja de serlo con el paso del tiempo y que, entretanto, busca su lugar en el mundo. Su problema es que ni siquiera sabe en qué mundo quiere vivir. ¿Pertenece al de la luz o al de la oscuridad? ¿Sirve de algo decidirse por uno o por otro?

Más que en la trama, es en la mente de Sinclair donde reside la complejidad de Demian. Su cabeza es un laberinto de ideas que puede llegar a resultar mareante. ¿Qué es simbólico? ¿Qué es literal? No nos corresponde a nosotros decirlo. Lo importante es que, sin duda, esta novela te dará qué pensar.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Luz María Rivero en Un beso en París (primera parte de la saga): Me encantó, pero me habría gustado más si fuera más largo. Aun a...
MJA en Un beso en París (primera parte de la saga): Ei!! Os recomiendo este libro porque es muy interesante. Des...
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número