Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Der rote Seidenschal
Federica de Cesco

Arena
Libros que no leerás en español El Templo#12 (octubre 2009)
Por Cris Menéndez
4.931 lecturas

Ann Morrison se siente como un pajarillo enjaulado bajo la tutela de su estricta tía Adele, que quiere convertirla en una dama bien educada según los estándares de la época. Ann, sin embargo, no quiere oír hablar de nada de eso e intenta rebelarse siempre que puede. Por eso, cuando su compañera de compartimento en el tren a Tucson, al apearse, olvida un bonito pañuelo de seda roja, Ann no duda en saltar del tren y seguirla. El tren abandona la estación de Mesilla sin ella y la gran aventura de Ann comienza. Una serie de casualidades la llevarán a encontrarse con el indio mestizo Chee, y junto a él cruzará el desierto de Arizona a lomos de su caballo Shawnee hacia el asentamiento de los apaches White Mountains. Con un estilo sencillo (y algo Kitsch) Federica de Cesco consigue trasladar al lector con sus palabras al Oeste americano para vivir aventuras junto a su protagonista, pero también para sentir sus dudas y sus miedos, e incluso su amor…

La autora suiza Federica de Cesco es una gran desconocida en España, pero sería algo así como la «Jordi Sierra i Fabra» de la literatura juvenil alemana. De hecho, en 2008 se estrenó en los cines un documental sobre su vida. Su primer libro, Der rote Seidenschal, fue publicado en 1957 cuando apenas contaba 16 años. Como la propia autora comenta en el prólogo, escribía cada día un trozo de historia y se lo leía a sus compañeras de clase, que seguían la historia de Ann y Chee con gran expectación. Asombrosa es el detalle con el que se describe, entre otras cosas, la cultura india, puesto que no hay que olvidar que fue escrita en una época en la que no había Internet y una de las fuentes de información más fiables, quitando la biblioteca, que una adolescente alemana podría tener para escribir sobre los indios americanos eran las películas del Oeste. A este primer libro le seguirían más de 50 novelas (entre ellas, las secuelas de Der rote Seidenschal: Der Türkisvogel y Sonnenpfeil) que la consagrarían como una de las escritoras de literatura juvenil con mayor número de lectores en la Europa germanoparlante. Es una pena que esta autora apenas haya sido traducida al español; podemos imaginarnos que sus libros habrían entusiasmado a generaciones enteras de jóvenes desde los años 50 hasta ahora, uniéndolas a través del tiempo y despertando en ellas las ansias de aventura y nuevos mundos y culturas. Las editoriales todavía están a tiempo de conseguirlo.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número