Último número
Entrevistas
Victoria Álvarez,
Stephanie Perkins,
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Diario del búnker
Kevin Brooks

Destino
Zona <20 El Templo#45 (abril 2015)
Por Nuria Dam
3.860 lecturas

El ascensor baja todos los días a las nueve. Es la única conexión con el exterior. A veces lleva comida, a veces no. A veces transporta juegos horribles... y, en ocasiones, al búnker llegan personas.

Todo depende del humor y las intenciones de El Hombre del Piso de Arriba, dos de las cientos de cosas que Linus Weems, el primero de los seis residentes forzosos del búnker, aún no ha conseguido descifrar. ¿Por qué hay cámaras y micrófonos en cada rincón de la vivienda? ¿Hay algún patrón que relacione a los seis secuestrados, que van desde una niña pequeña hasta un ladrón drogadicto? ¿Por qué en cada una de las seis habitaciones se guarda una libreta vacía?

Linus, sabiendo que El Hombre del Piso de Arriba lo ve y lo oye todo, decide utilizar una de estas libretas para extender la privacidad que hasta ese momento solo tenía en su cabeza. Al principio, la escritura le sirve para combatir la soledad, pero termina convirtiéndose en su único anclaje a la cordura.

La voz de Linus, desgarradora y tierna a momentos y tan creíble como cruel, puede ser una de las más originales del panorama juvenil actual. En su libreta va alternando lo que ocurre en el búnker con pensamientos, ideas, reflexiones y flashbacks de su pasado, todos bajo la asfixiante atmósfera opresiva que caracteriza a la historia.

La relación de los seis residentes del búnker es otro de los puntos fuertes de la novela, aunque quizás se podría haber explorado con mayor profundidad.

El ritmo es bastante ágil y no decae en ningún momento, algo que, teniendo en cuenta la complejidad de algunos de los temas que se tratan, se agradece. La intensidad de la narración sí que aumenta conforme nos acercamos al final... y menudo final.

Diario del búnker es una de esas historias en las que lo importante no es el qué, sino el cómo. Claustrofóbico, original y terriblemente realista, este diario te dejará sin palabras y con la certeza de que, como bien dice Linus, todo esto no tiene nada que ver con la justicia.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
titi vega en Nunca digas siempre: El libro no me gustó para nada, fue como cualquiera de esas histo...
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número