Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Los dragones de hierro
Martín Piñol

Alfaguara
¿Solo para niños? El Templo#19 (diciembre 2010)
Por Carlota Echevarría
6.845 lecturas

La princesa Kristy debe casarse. Cada día llegan decenas de pretendientes de todos los rincones del reino, pero ella no quiere elegir tan frívolamente. Todas las noche sale al balcón y canta a la luna para que algo cambie.

A años luz de distancia, los mopusianos oyen su canción. Esta curiosa especie extraterreste, de dos metros de altura y aspecto desagradable, dedica su tiempo libre a conquistar planetas y a esclavizar a su población. Lo normal, vaya. Cuando su rey escucha la dulce voz de Kristy, decide que quiere raptarla para disfrutar todas las noches de su canción y, sin darle muchas vueltas al asunto, cambia el rumbo de su flota de naves espaciales y pone a punto sus rayos láser.

Pero no todos los mopusianos son malos; al enterarse de los planes de su rey, Jomix vuela a la Tierra para advertir a sus habitantes del peligro que se avecina. Intenta contárselo a Kristy, pero en ese momento aparece el valeroso e insoportable príncipe Gulman y, tomándolo por un monstruo peligroso, lo manda encerrar.

Así comienza esta emocionante historia de aventuras que, al más puro estilo de La princesa prometida, trata del amor verdadero, de la lucha por la libertad, del valor de los héroes y de la magia que sigue existiendo aunque los hombres la olviden. Pero también trata de seres extraterrestres, de invasiones alienígenas, de calaveras colgadas de los árboles y de conexiones nasales que pueden cambiar el curso de la historia.

Los dragones de hierro es una novela apta para todos los públicos, un cuento que, gracias a su buen ritmo y a las constantes bromas del autor, se lee deprisa; una historia apropiada tanto para aquellos que empiezan a leer fantasía como para los que llevan años haciéndolo. Escribir novelas de humor siempre es arriesgado: lo que es hilarante para unos puede no tener ninguna gracia para otros, pero es difícil que las expresiones anacrónicas que Martín Piñol introduce en toda la novela no te saquen más de una sonrisa y alguna carcajada.

Pocos autores podrían haber introducido naves alienígenas en un mundo medieval y salir tan airosos como Piñol. Ya sea a lomos de un dragón o en el interior de un platillo volante, no dejes pasar la oportunidad de conocer esta hilarante, hermosa y épica historia de amor y aventuras intergalácticas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número