Último número
Entrevistas
Sarah Dessen, autora de El fin de la historia, Déjate llevar y Primero pide perdón
Clara Cortés, autora de Clementine y Al final de la calle 118.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Esa sencilla palabra
Cath Crowley

Destino
Reseñas de novedades El Templo#74 (febrero 2020)
Por Gabriela Portillo
403 lecturas

«Las palabras sí importan. No son inútiles. Si lo fueran, no serían capaces de iniciar revoluciones ni de cambiar la historia, y no pensarías en ellas cada noche antes de irte a dormir».

Henry vive rodeado de las mejores palabras: su familia regenta una librería de viejo. Howling Books es su hogar y no cambiaría por nada las tertulias literarias, la búsqueda de ejemplares únicos o el trato con los clientes habituales… Hasta que sus padres se divorcian y tiene que tomar partido en la decisión de vender la tienda.

Rachel se ha quedado sin palabras desde la muerte de su hermano. Cuando se marcharon del hogar como una familia completa, ella solo pensaba en el humillante rechazo del que había sido su mejor amigo, Henry, cuando este ignoró su carta de despedida (en la que, para colmo, ella le confesaba su amor). Ahora que vuelve al escenario de su infancia tras un par de años fuera, ya nada de eso importa. Porque le falta Cal, de repente odia el mar que se lo tragó y su vida se ha hundido.

La novela comienza con el regreso de Rachel a la ciudad. De este modo, Cath Crowley remarca la influencia de la pérdida en su presente y en la perspectiva que tenía de su pasado. El proceso de duelo condiciona el resto de despedidas que habrá de enfrentar, pero también los reencuentros: con Henry, antiguos amigos a los que había descuidado, pasiones olvidadas… En definitiva, los inicios y finales que instauran el paso a la edad adulta.

Como telón de fondo de esta historia de crecimiento, nos encontramos con la literatura. Gracias a la Biblioteca de Cartas, una sección de la librería donde cualquiera puede dejar mensajes en los libros de exposición, accedemos a otras historias, algunas anónimas y otras pertenecientes a personajes secundarios. Entrelazadas con la narración de Henry y Rachel encontramos cartas de amor, reflexiones de lectores, fragmentos y referencias a novelas como Bajo la misma estrella o El atlas de las nubes. Estas líneas sueltas casi sin contexto forman, gota a gota, un oceáno paralelo donde bucearíamos horas y horas.

Así, Esa sencilla palabra se presta a que lo subrayes y anotes con dedicación antes de pasarlo y compartir con los demás esa palabra.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Agente Z en Ana de las tejas verdes: Es un gran libro y me encanta la colección....
Silvia Aguilera en Historia de Mix, de Max y de Mex: Quería comentarles que leí el libro (título que no conocía) y la ...
Crystal en Ciudad de hueso (Cazadores de sombras I): A mí el libro me ha encantado porque nos mete en un mundo de fant...
dany en Mentes poderosas (primera parte de la saga): Me gustó mucho, la verdad, pero Ruby es muy dramática, como se cr...
Tomás en Doneval: Un libro de la infancia que estoy dispuesto a volver a leer en es...
itzel hernández cruz en Las lágrimas de Naraguyá: Estuvo increíble el cuento, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número