Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Estrellas fugaces
Robyn Schneider

Alfaguara
Zona <20 El Templo#52 (junio 2016)
Por Nuria Dam
5.030 lecturas

Hay quien vive atrapado por los fantasmas del pasado; a Lane, por el contrario, lo ata el futuro. Desde que tiene uso de razón, sus actos no han tenido otra finalidad que alimentar el cúmulo de logros que le abrirá las puertas a Stanford, la universidad de sus sueños. Estos sueños, sin embargo, se ven truncados cuando Lane empieza a mostrar los síntomas de una nueva cepa de tuberculosis. Una cepa sin cura.

El descanso en cuarentena es la única opción para evitar que la enfermedad empeore. Es por ello que sus padres deciden que ingrese en el Hogar Latham, un centro para adolescentes a los que, como él, solo les queda la esperanza.

Lane está convencido de que su estancia allí no será más que un corto paréntesis, pero pronto las cosas empeoran. Cae en un oscuro abismo en el que se siente más solo y perdido que nunca... Pero todo cambia el día en el que se sienta en la mesa de Nick, Charlie, Marina y, sobre todo, de Sadie. El excéntrico grupo le enseñará que para sentirse vivo de verdad no basta con sobrevivir, pues la verdadera vida se vive en cada segundo del presente.

La premisa de Estrellas fugaces puede recordar al aluvión de historias de amor terminal que siguieron la estela de Bajo la misma estrella. Nada más lejos de la realidad. Estrellas fugaces es una novela con personalidad propia, y puede que en parte se deba a las múltiples referencias a elementos de la cultura popular (sobre todo a nuestro queridísimo Harry Potter) que inundan sus páginas.

La trama, aunque presenta una historia preciosa, no es demasiado compleja. Se desarrolla a un ritmo constante. Esto se agradece, pues cede protagonismo a los personajes, tangibles en sus rarezas, manías y defectos. Resulta muy difícil no cogerle cariño a las libretas Moleskine de Charlie, a las sonrisas dulces de Lane o a Sadie y sus mil matices.

Otro punto a favor es la naturalidad y realismo con el que se incluyen en la trama temas tabú como la masturbación, la homosexualidad o el bullying, que en la literatura juvenil suelen ser evitados o tratados desde la ignorancia.

En definitiva, Estrellas fugaces es una historia entretenida, emotiva y dura a ratos, que te hará aprender un par de cosas sobre la vida y conseguirá que rías y llores descubriendo todos los secretos que se esconden entre los mágicos árboles del Latham.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Enara en Al final de la calle 118 (La calle 118 I): El final de este libro es una de las cosas más dolorosas que vais...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número