Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Las extraordinarias aventuras de Adèle Blanc-sec
Jacques Tardi

Norma
La Comicteca de El Templo El Templo#16 (julio 2010)
Por El hombre que leía demasiado
6.287 lecturas

Con motivo del próximo estreno de la película basada en las aventuras de este curioso personaje realizada por Luc Besson, Norma ha tenido la feliz idea de reeditar (por fin, tras varios años descatalogados) los cuatro primeros álbumes de este cómic francés en un tomo recopilatorio (al que seguirán dos tomos más).

Para quien todavía no lo sepa, Adèle Blanc-Sec nace de la pluma del dibujante y guionista Jacques Tardi en 1976, año en que publicó sus dos primeras entregas Adèle y la bestia y El demonio de la torre Eiffel (que encontramos en este tomo junto con El sabio loco y Momias enloquecidas). Las constantes de esta serie son: aventuras parisinas, misterios extraordinarios, tramas enrevesadas y personajes excéntricos (desde científicos locos, hasta momias egipcias resucitadas) en un cóctel que mezcla lo mejor del cómic clásico francés de aventuras (tipo Tintín, Spirou, Blake & Mortimer, Freddy Lombard) con el sabor añejo de la literatura folletinesca de principios del siglo XX (donde encontramos también las novelas de Jules Verne) ,marco en el que transcurre la acción.

El primer cambio radical lo encontramos en su arisca protagonista principal, Adèle Blanc-Sec, una heroína muy alejada del canon (predominantemente masculino) de personaje femenino sexy, atractivo y con glamour. Jacques Tardi no trata de que su creación nos caiga simpática en su primera aparición. Adèle es como es y, al ir leyendo sus aventuras, vamos descubriendo más aspectos de esta mujer (fumadora para más señas) que no tiene ningún problema en adentrarse en oscuras catacumbas tras un desconocido o disfrazarse (cual Sherlock Holmes) de vagabundo. Y así, poco a poco, sin darnos cuenta, ella logra hacerse un hueco en nuestros corazones.

Puede que al principio sus historias te parezcan locas y en algunos momentos hasta absurdas (¡Un pterodáctilo sobrevolando París! ¡Un cavernícola que bebe coñac y fuma puros!), pero si permaneces leyendo sus aventuras extraordinarias, al final, le encontrarás la gracia y descubrirás un fino sentido del humor (francés, claro).

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
zooo en La lección de August (Wonder I): Estuvo bien....
Priscila Camargo en Las chicas malas no mueren: Un gran libro, simplemente me encantó....
alondra en El lado oscuro (Una vida oculta I): Me encantó el libro, creo que el final fue impactante, ese giro d...
izan en La lección de August (Wonder I): Está muy chulo :)...
Pn en El corredor del laberinto (El corredor del laberinto I): El único el único libro que me he terminado, jajajaja. ...
marcelino en La Declaración: Pues no sé si estará bien, pero promete mucho, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras