Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Flavia de los extraños talentos
Alan Bradley

Planeta
¿Solo para adultos? El Templo#61 (diciembre 2017)
Por Alicia D. Carballeira
1.303 lecturas

En el año 1950, en una vieja casa de campo victoriana, viven Flavia de Luce, una niña de once años con un extraordinario don para la química, y su familia. Flavia vive con su padre y sus insoportables hermanas mayores, que disfrutan molestándola a todas horas. Ella, sin embargo, prefiere esconderse en el viejo laboratorio, su santuario privado, y experimentar con todo aquello que tiene a mano mientras planea la próxima venganza contra sus hermanas.

Flavia es, ante todo, una niña peculiar que valora más la compañía de los compuestos químicos que la de las personas, y que no tiene miedo a curiosear todo aquello que le parece digno de mención. Por tanto, no es de extrañar que, cuando aparece un cadáver en el jardín, Flavia decida adjudicarse la misión de averiguar quién es el asesino. En el momento en el que detienen a su padre como presunto culpable, esta niña decide hacer de la investigación su máxima prioridad.

Esta novela no se distingue por un argumento excesivamente complejo: una investigación llevada a cabo por una niña en la que el asesino puede entreverse con facilidad. Sin embargo, lo que complica el libro en general es la propia Flavia. A lo largo de la narración el lector necesitará recordarse que la protagonista es solo una niña con un vocabulario muy amplio y unos gustos un tanto extraños, y no una adulta.

De todas formas, el resto de los personajes que rodean a Flavia y que son tan rocambolescos como ella no deben pasarse por alto. Llenos de secretos, harán dudar a la pequeña detective sobre la culpabilidad e inocencia de cada uno. Recuerdan bastante a La familia Addams por su excéntrico comportamiento y el estilo oscuro que cualquiera de ellos tiene en menor o mayor medida.

Por último, este libro está narrado en primera persona por Flavia, lo que nos permite conocer en profundidad su lado más detectivesco y el humor negro que destila cada uno de sus pensamientos, desde vengarse de sus hermanas hasta las continuas críticas contra los adultos. Quizás este no sea un libro para niños pero probablemente a cualquier lector joven le encantaría conocer a Flavia y acompañarla en sus investigaciones.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Mokashiya en La Emperatriz de los Etéreos: Para mí, Laura Gallego está en un pedestal y compro sus libros si...
Juan en Tokio en el corazón: Excelente libro juvenil. Muy construtivo. ...
Lorena del Mar en Enciclopedia de las cosas que nunca existieron: Saludos... Para quienes estén en Medellín, el libro esta disponib...
UwU 8C en Un monstruo viene a verme: ¡Horrible!...
azucena en Por trece razones: No he leído el libro, pero me encantaría tenerlo. Sí que me he vi...
adrian en La mecánica del corazón: Me gustó demasiado el libro, porque es muy romántico. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras