Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Graceling (Los siete reinos I)
Kristin Cashore

Roca
Reseñas de novedades El Templo#9 (abril 2009)
Por Carlota Echevarría
11.092 lecturas

Se reconoce a los graceling porque tienen un ojo de cada color.

Las personas tocadas por la gracia pueden tener cualquier tipo de habilidad y algunas pueden ser muy útiles a sus reyes, así que los niños graceling son enviados a la corte hasta que se desarrolla su don y el monarca decide si quiere contar con sus servicios. La gracia de Katsa es matar y, aunque todos la rehúyen y temen, el rey es consciente de lo útil que su don le puede ser, y la educa y utiliza como asesina para imponer sus leyes.

Pero Katsa no es lo que parece y a espaldas del rey ha creado un Consejo que trata de solventar las injusticias que se extienden por los Siete Reinos. En una de las misiones del Consejo, Katsa se cruza con un joven que es capaz de plantarle cara en un combate cuerpo a cuerpo; sin duda es un graceling con habilidad para la lucha, y la ha reconocido. Debe matarle, pero ve que es de Lenidia, un pueblo pacífico, y no quiere que otra muerte pese sobre sus hombros.

Este es básicamente el argumento de las primeras páginas de la novela. La acción empieza con mucha fuerza, pero se estanca en el segundo capítulo y se deja arrastrar hasta la mitad de la novela, dando respuesta a las preguntas habituales: ¿Quién era el joven lenita? ¿Por qué habían raptado a un anciano inofensivo? ¿Será Katsa capaz de enfrentarse a su rey y negarse a ser una asesina? La lectura es bastante ligera gracias a unos personajes llenos de vida y a la sensación de que la novela nos depara algunas sorpresas.

Así es. Un poco antes de la mitad empezamos a darnos cuenta de que los personajes son más complejos de lo que parecen y el argumento toma un rumbo que no habríamos podido imaginar. La novela se vuelve más adulta y los poderes de los protagonistas dan lugar a situaciones muy interesantes que la autora aborda con valor y resuelve con inteligencia.

Existe una precuela titulada Fire, que transcurre unos treinta años antes y que tiene un personaje en común con Graceling, y un tercer libro, que aún no se ha publicado en inglés, pero que posiblemente se titule Bitterblue, y donde sí aparecen los protagonistas de Graceling. Si quieres saber más sobre estas dos novelas o acerca de Kristin Cashore, no dudes en entrar en la página que ha preparado la editorial: www.graceling.es o en el blog de la escritora: www.kristincashore.blogspot.com.

Tan solo una advertencia: Graceling está publicado como novela juvenil, pero podría haber pertenecido a una colección de adultos. No se lo recomendamos a nuestros lectores más jóvenes, porque hay escenas bastante crudas y una seria subtrama psicológica.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Dala en El sueño de Frankie: Es un libro muy interesante y con mucho que contar y, aunque sea ...
Gustavo Moya en Aventuras virtuales a pico y pala (Multicosmos I): Muy bueno el libro....
penaputo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Le doy un 10, es la mejor saga que he visto....
Ambar en Predadores de silencio: Muy bueno, me gustó mucho la trama. Trata un tema interesante y a...
manolito en Viaje en el tiempo con un hámster: Es muy aburrido....
zooo en La lección de August (Wonder I): Estuvo bien....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras