Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La guerra de los botones
Avi

Bambú
Reseñas de novedades El Templo#70 (junio 2019)
Por Carlota Echevarría
327 lecturas

La cámara enfoca un pueblo de Polonia. Es apenas una aldea, con un río que la divide en dos, un puente y unas pocas casas. La presencia de unos soldados rusos, que se han asentado en el pueblo, llena la atmósfera de tensión.

Es el verano de 1914. Siete amigos se han reunido junto a la fuente. Aún no son lo bastante mayores como para alistarse en el ejército ni participar en las conversaciones de los adultos, pero tampoco son tan niños como para no enterarse de nada. Jurek, el más temerario del grupo, propone un desafío. Los uniformes de los soldados rusos están llenos de botones vistosos; el que consiga el mejor y de la forma más arriesgada, ganará. Patryk odia los juegos de Jurek y su actitud descerebrada. Aunque querría evitar la competición, solo ve una solución: conseguir el mejor botón y acabar con el liderazgo de Jurek.

La guerra de los botones no narra la Primera Guerra Mundial, sino que solo la usa como telón de fondo. Por supuesto es un contexto con mucho peso, pero, al ceder el protagonismo a la guerra de los botones, el autor logra crear una historia muy original. Con algo tan simple como una competición entre amigos consigue más tensión que otros escritores con misterios y asesinatos.

A través del punto de vista de Patryk presenciaremos con impotencia cómo la situación se va descontrolando. Tenemos a siete personajes, con su carácter y sus circunstancias, e iremos viendo cómo sus decisiones van construyendo su camino. Los dos personajes mejor dibujados son Patryk, el más noble, que siente que es su deber defender a los demás, y Jurek, el inestable, que viene de una familia desestructurada y está prácticamente solo en el mundo. Los demás personajes están dibujados con un par de pinceladas y no aportan una subtrama que complemente la principal, así que el resultado es una novela sencilla pero inteligente, que se lee deprisa.

El ejército alemán está a las puertas de la aldea de Patryk. ¿Quieres saber qué pasará cuando la guerra de los botones se entrelace con la guerra real?

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
zooo en La lección de August (Wonder I): Estuvo bien....
Priscila Camargo en Las chicas malas no mueren: Un gran libro, simplemente me encantó....
alondra en El lado oscuro (Una vida oculta I): Me encantó el libro, creo que el final fue impactante, ese giro d...
izan en La lección de August (Wonder I): Está muy chulo :)...
Pn en El corredor del laberinto (El corredor del laberinto I): El único el único libro que me he terminado, jajajaja. ...
marcelino en La Declaración: Pues no sé si estará bien, pero promete mucho, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras