Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La hija del rey araña
Chibundu Onuzo

Plataforma Neo
Zona <20 El Templo#38 (febrero 2014)
Por Marta Álvarez
3.327 lecturas

Abike Johnson es la hija de uno de los hombres más ricos y poderosos de Nigeria. Es cierto que a veces es cruel, sobre todo con ella, pero, ¿qué importan los desafíos verbales y las palabras hirientes si, a cambio, puede conseguir todos sus caprichos, por absurdos o caros que sean?

Abike está acostumbrada a tener cualquier cosa que se le antoje y, cierto día, lo que se le antoja es un vendedor ambulante al que ve desde el cómodo asiento de su jeep. Al principio, él no es más que otro capricho. Abike no sabe nada de su vida ni de su mundo. No sabe que el vendedor ambulante, a sus dieciocho años, es el único encargado de alimentar a su familia. No tiene ni idea de lo que es dejarse la piel corriendo tras los coches en marcha, cargado con un saco de mercancía cuya venta apenas da para pagar la comida de un día.

La hija del rey araña es la novela debut de Chibundu Onuzo, que a sus veintiún años ha entrado pisando fuerte en el mundo literario gracias a este romance entre dos mundos: el del lujo y el de la pobreza, el de la Nigeria más elitista y el de la más miserable. Dos caras de una misma moneda.

La ambientación es, precisamente, uno de los pilares centrales de la novela, más incluso que la historia de amor. La hija del rey araña nos traslada a un escenario distinto al de la mayoría de obras juveniles a las que estamos acostumbrados y, además, lo describe de manera muy eficaz, tanto los aspectos culturales como las tremendas diferencias entre la parte rica y la pobre de Nigeria.

El ritmo de la novela es ágil, aunque la trama puede hacerse un poco lenta hasta la segunda mitad del libro. A partir de ahí, el argumento principal (el romance) se entrelaza con otra historia secundaria, mucho más oscura y llena de intriga.

El libro está narrado en primera persona por los dos protagonistas: Abike y el vendedor. A través de los fragmentos de cada uno, el lector descubrirá no solo la Nigeria a la que cada personaje pertenece, sino lo más profundo de sus personalidades, muy bien reflejadas y especialmente interesantes por el contraste existente entre ambas.

Tal vez el romance de La hija del rey araña no sea el mejor o el más apasionado de la literatura juvenil, pero a cambio, nos muestra con crudeza y realismo la situación de un país desconocido para muchos. Esta es, sin duda, una novela que merece la pena leer.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
zooo en La lección de August (Wonder I): Estuvo bien....
Priscila Camargo en Las chicas malas no mueren: Un gran libro, simplemente me encantó....
alondra en El lado oscuro (Una vida oculta I): Me encantó el libro, creo que el final fue impactante, ese giro d...
izan en La lección de August (Wonder I): Está muy chulo :)...
Pn en El corredor del laberinto (El corredor del laberinto I): El único el único libro que me he terminado, jajajaja. ...
marcelino en La Declaración: Pues no sé si estará bien, pero promete mucho, gracias. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras