Último número
Entrevistas
César Mallorquí, autor de La isla de Bowen y la trilogía de Las crónicas del parásito.
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Horimiya
Hero, Daisuke Hagiwara

Norma Editorial
La Comicteca de El Templo El Templo#74 (febrero 2020)
Por Daniel Renedo
140 lecturas

Todos nosotros ocultamos algo que no queremos que nadie vea, aunque de vez en cuando alguien lo descubre por error.

Miyamura y Horimiya tienen una cosa en común: ambos son «discretos» cuando creen que la situación lo requiere. Miyamura lo es en clase, mientras que Hori lo es en casa. En clase, Hori es popular y, por ello, cuida especialmente su imagen. Miyamura, sin embargo, es más bien callado, aunque algunos lo tildarían de rarito, y lleva uniforme de manga larga durante todo el año por miedo a que descubran sus muchos tatuajes. 

Un día Miyamura aparece en la puerta de la casa de Hori de la mano del hermano pequeño de esta, Sota, quien dice haberse caído, de ahí su cara ensangrentada. La máscara de cada uno cae. Miyamura identifica rápidamente a Hori —con sus pintas de andar por casa—, pero esta, de primeras, es incapaz de reconocer a Miyamura —sin gafas, lleno de piercings y con el pelo de punta—. Él está convencido de que al día siguiente en clase ella intentará evitarlo, pero contrariamente lo invita a volver a su casa para ver a Sota, quien ha expresado su deseo de verlo. Desde ese momento empezarán a compartir horas juntos en las que no necesitarán fingir ser otra persona.

Fácilmente podríamos decir que Horimiya es un slice of life divertido y entrañable —aunque también una comedia romántica— que siempre te saca una sonrisa o te hace soltar una carcajada, pero es mucho más que eso. Es un manga de personajes únicos: el sentimental y manso Miyamura y la dedicada y colérica Horimiya, a los que se sumarán muchos otros. Una serie muy constante (y fresca) en la que ningún tomo decepciona y en la que el delicado dibujo se va asentando poco a poco, ganando más calidez con cada volumen.

No te dejes engañar por la portada del primero, donde Miyamura y Hori no aparecen aún al descubierto, y ábrelo porque puede que acabes agradeciéndonoslo. Ojalá nosotros tuviésemos una decena de tomos de Horimiya que no hubiésemos leído aún.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Marie en El soñador desconocido (primera parte de la saga): Uno de los mejores libros que he leído. Laini es y será por siemp...
Rogelio en Se vende mamá: Está muy bueno el resumen. ...
Yo en Resurrección: Me ha gustado bastante. :) ;)...
Yoseba jartangas en El cuaderno de Aroha: Si lo leeis perderéis el tiempo....
Tere Tiznado en Naturaleza salvaje (primera parte de la saga): Hola, compré la saga completa en una sola exhibición sin saber mu...
maria paula en Alguien está mintiendo: El libro es muy bueno, me gustó bastante. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número