Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Jóvenes poetas rebeldes
Matthew Quick

Alfaguara
Reseñas de novedades El Templo#55 (diciembre 2016)
Por Carlota Echevarría
4.589 lecturas

La vida de Nanette cambió cuando leyó La parca de chicle. Es un libro antiguo, no muy conocido y que ya está descatalogado, pero significó mucho para el señor Graves, el profesor que se lo regaló, y también se convertirá en una novela de culto para Nanette. El problema de La parca de chicle, lo que más obsesiona a sus lectores, es que el final es abierto y el mensaje que quería transmitir el libro (si es que quería transmitir algún mensaje) no está claro. Por eso, cuando el señor Graves le ofrece la posibilidad de conocer a su autor, Nigel Booker, no se lo piensa dos veces.

Nigel Booker no se parece a nadie que Nanette haya conocido antes y le ofrece una perspectiva de la vida completamente nueva. Para empezar, hace que se dé cuenta de que quiere dejar el equipo de fútbol del instituto. Nanette vive en un entorno privilegiado y, hasta ese momento, no se había parado a pensar que no tiene por qué seguir el camino marcado por sus padres. Nunca ha encajado con sus compañeros, y ya no quiere seguir intentándolo.

Pero Nigel tiene una norma: nunca habla de La parca de chicle. A modo de solución, le presenta a Alex, un chico de la edad de Nanette que también está obsesionado con el libro. Juntos desarrollan infinitas teorías que dan respuesta a los misterios de la novela, y ambos encuentran en el otro a una persona que les comprende como nadie lo ha hecho nunca.

Esto, que en muchos libros podría ser el final, en Jóvenes poetas rebeldes no es más que el principio, porque la vida, como La parca de chicle, siempre tiene un final abierto y un mensaje confuso.

Jóvenes poetas rebeldes es de un realismo agridulce, en la línea de Las ventajas de ser un marginado o Fans de una vida imposible. Es original y tiene momentos de mucha fuerza, con mensajes que dan ganas de escribir en pancartas, aunque también tiene fragmentos decepcionantes, quizá por lo mucho que intenta parecerse a la vida real. La novela no sigue el camino que esperas ni llega exactamente a las conclusiones que estás imaginando, por lo que seguramente no satisfaga a todo el mundo.

Si eres muy lector, te gustan las frases rompedoras y estás aburrido de los argumentos de siempre, en Nanette encontrarás a una amiga y en Nigel Booker, a un buen mentor. 

¿Qué opinan nuestros lectores?
Naomi
2018-04-04 22:10:53
Spoiler:

El libro tampoco marca un final concreto, es decir, que también el final es abierto.

...
2019-03-08 01:25:37
Es un libro genial.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Alejandra en Una conexión ilógica: Excepcional.. me ayudó a entender un poco más a mi hijo de 15 año...
moco en Por ti daré mi vida: Me gustó....
fany en Hasta el fin del mundo: Es interesante el libro. ...
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número