Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El ladrón de minutos
David Lozano

Edebé
¿Solo para niños? El Templo#54 (octubre 2016)
Por Marta Álvarez
4.004 lecturas

Edu era un niño de diez años normal. Quizás no tenía demasiados amigos, y quizás le interesaban un poco demasiado las palabras nuevas, que aprendía y guardaba como tesoros. Pero sí, a excepción de eso, era normal. Pero ya no lo es, porque este ha sido su último cumpleaños. No porque se vaya a morir ni nada de eso... El problema es que ¡el día de su cumpleaños ha sido suprimido del calendario! ¿Significa eso que va a tener diez años para siempre?

Hay una pequeña esperanza para Edu: la Tienda de Cosas Prohibidas. Allí se hace con la Succionadora de Tiempo, que le permite robar minutos de su alrededor. Sin decírselo a nadie (porque el aparato es totalmente ilegal), Edu vive por y para arrancar a los demás sus preciados momentos de felicidad, que almacena para poder crearse el mejor cumpleaños de la historia. O eso cree él.

Edu es exactamente como sería un niño de diez años: imaginativo, algo tozudo, y sobre todo, muy preocupado por las cosas importantes a las que nadie más presta atención. Pero su personaje va más allá: absorto en su misión en solitario, experimenta un desarrollo muy interesante en las poquitas páginas que dura la novela. Al contrario de lo que cabría esperar, durante gran parte de la historia esa evolución no lo lleva por el mejor camino, pero sí por un camino con el que todo lector podrá identificarse, tenga la edad que tenga.

Es cierto que muchas situaciones disparatadas y algunos chistes están escritos para entretener a los más pequeños, pero los más mayores también podrán disfrutar de la ternura de Edu, de la lógica ilógica de la Tienda de Cosas Prohibidas y del humor general de la novela. Y por supuesto, las ilustraciones de David Guirao harán las delicias de cualquier lector.

Si quieres saber si Edu recupera al fin su cumpleaños soñado, róbale un poco de tiempo al día para hacerte con El ladrón de minutos.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Lauraa en Última llamada: Simplemente increíble....
Yazmín en La estrategia del parásito: Hola, ¿cómo están? Me encantó este libro, estuve tan con...
Javier en El teorema Katherine: Meh, está bueno; pero es uno más de John Green. En mi opinión per...
Corinto en Hija de humo y hueso (primera parte de la saga): Recientemente empecé a leer este libro, a pesar de que no es de m...
Dinasu en Desconocidos: Sinceramente no me ha gustado....
Joaquin en Al sur de la Alameda: Es un texto muy bueno, y no tiene nada de estereotipo, no le haga...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número