Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Las lágrimas de Naraguyá
Catalina González Vilar

SM
Reseñas de novedades El Templo#59 (agosto 2017)
Por Gabriela Portillo
2.129 lecturas

Existen dos visiones de una misma historia.

En el corazón de la Amazonia, las gentes relatan la tragedia entre respetuosos susurros. La tribu de los yucatti asesinó a un jaguar, en el que habitaba el espíritu del hijo de la diosa Naraguyá. Su tristeza alcanzó la tierra en forma de lágrimas de fuego, cuya increíble belleza y valor requiere de la protección del ejército dorado y, como castigo, de la propia tribu.

Al otro extremo del mundo, los estudiosos debaten sobre ciencia. Florencio Méndez, botánico, admira el trabajo del profesor Elton Guills sobre las plantas carnívoras. Por su parte, Antoninus Kürst se ha ganado el sobrenombre de Meteo debido a su pasión por los meteoritos. El ansia de saber y explorar los llevará hasta el corazón del Amazonas, donde salir es mucho más difícil que entrar.

Su travesía se verá repleta de sorpresas, pocas de ellas buenas: los peligros acechan a cada paso, ya sea en forma de bestias como caimanes y serpientes, de inclemencias atmosféricas como las tormentas o el bochorno, de plantas carnívoras o, por desgracia, de sus iguales. Hay hombres peligrosos y traicioneros, pero también los hay bondadosos y valientes. Así, la expedición se hace cada vez más numerosa; las amistades surgen en las situaciones más extremas, cobrando una fuerza inagotable.

Será en esta unión de culturas, conocimientos y objetivos donde resida la clave para sobrevivir a tan colosal aventura. Porque aunque parezcan pertenecer a dos mundos opuestos, ambas versiones conforman las caras de la misma moneda: los cuentos y las cuentas, la fantasía y la ciencia, aparecen como distintas interpretaciones de un único acontecimiento. Y todas ellas son válidas.

El personaje de Floren, excelente científico y enamorado de la magia por igual, ilustra este pensamiento, que vemos evolucionar en el resto de personajes: los autóctonos admiran la técnica que no conocen mientras que los extranjeros aprenden a valorar la belleza de lo salvaje e inexplicable.

¿Te unirás tú también a la expedición? Para ello solo tienes que adentrarte en la novela cargado de valentía y espíritu aventurero. Observa atentamente y no te pierdas nada, porque el estilo de Catalina González Vilar te transporta a la selva con los cinco sentidos.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número