Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El lenguaje de las espinas
Leigh Bardugo

Hidra
Reseñas de novedades El Templo#67 (diciembre 2018)
Por Daniel Renedo
678 lecturas

Una chica que, según su abuela, no es lo suficientemente guapa para vivir aventuras. Un zorro al que su astucia le jugará una mala pasada. Una joven que abandona su casa para vivir con una bruja. Un hombre que recurre a la ayuda de un río para lograr la mano de una princesa. Un príncipe encerrado en una vitrina. Dos amigas que con sus voces son capaces de hacer magia.

Tres cuentos «ravkanos», uno «zemeni», uno «kerch» y uno «fjerdano» conforman El lenguaje de las espinas: una colección de relatos que conservan la tenebrosidad y angustia de los cuentos clásicos con brillantes vueltas de tuerca.

Lo primero que te preguntarás es si puedes leer este libro sin haber leído la trilogía Grisha y/o la bilogía Seis de cuervos... Sí, esa es la principal intención de Leigh Bardugo: abrir una puerta más al mundo Grisha para que los lectores puedan acceder a él por la que más llame su atención. Si con Seis de cuervos ayudaba haber leído la trilogía, pese a no ser un requisito indispensable, con El lenguaje de las espinas los lectores tendrán a mano información que brinde profundidad a cada una de las naciones del Grishaverso y un Easter egg en la última historia.

La soledad y los prejuicios son los dos temas principales, comunes a casi todos los cuentos, pero es la inversión de roles establecidos lo que hace de la colección una obra rompedora, que sorprende y encandila al lector.

No podemos pasar por alto las ilustraciones de Sara Kipin, que destacan no solo por su belleza, sino porque aportan algo a cada una de las historias. Los dibujos de los bordes encuadran cada cuento y acaban siendo un añadido que se entremezcla con la experiencia lectora y participa favorablemente de ella.

Dentro de la colección, sin embargo, echamos en falta un cuento «shu», que, dada la inspiración tras la región de Shu-Han, de influencia mongola y china, podría aportar algo completamente nuevo. Pero, quién sabe, quizá Leigh Bardugo tenga planes a largo plazo para las diferentes naciones de este mundo que tanto nos apasiona.

Déjate cautivar por lo mágico de estos relatos, pero... no olvides, al abandonar la linde de este cuentario, curarte las heridas provocadas por sus espinas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Ankarad.89 en Con amor, Simon: Me parece un libro distinto, que muestra una realidad que a mucha...
zixu en La calle Andersen: Es un libro muy aburrido, es mejor que no lo leáis, es para perde...
Mokashiya en La Emperatriz de los Etéreos: Para mí, Laura Gallego está en un pedestal y compro sus libros si...
Juan en Tokio en el corazón: Excelente libro juvenil. Muy construtivo. ...
Lorena del Mar en Enciclopedia de las cosas que nunca existieron: Saludos... Para quienes estén en Medellín, el libro esta disponib...
UwU 8C en Un monstruo viene a verme: ¡Horrible!...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras