Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El maravilloso viaje de Xía Tenzin
Patxi Zubizarreta

Edelvives
¿Solo para niños? El Templo#11 (agosto 2009)
Por El hombre que leía demasiado
8.257 lecturas

Xía Tenzin mide dos metros y cuarenta centímetros, por lo que muchos en el Tíbet, su tierra, le consideran un gigante. Esa peculiaridad física ha provocado la burla por parte de algunos y el asombro por parte de casi todas las personas con las que se encuentra. Al inicio de este relato, Xía emprende un viaje con una doble finalidad: por un lado, ver el mar; por el otro, encontrar a su desaparecido padre que, hace años, también partió en busca del mismo objetivo sin que se haya vuelto a saber de él desde entonces.

El momento de iniciar su camino llega para Xía Tenzin cuando una lluvia de mariposas cubre los cielos, tal y como le vaticinó el brujo al que acudió en busca de consejo. Tras despedirse de sus seres queridos (su hermana, un amigo y su perro) inicia a pie esta fascinante aventura. En él encontrará peligros, imprevistos, alegría y dolor, sorpresas y... puede que hasta el amor. De algunas de esas cosas ya le había advertido el brujo de su aldea, pero de muchas otras, no. Y es que en todos los viajes, al igual que en la vida, nos encontramos con elementos esperados e inesperados. De eso nos habla esta historia.

Con un lenguaje muy poético, seguimos las aventuras de este gigantón, noble y de buen corazón, a lo largo de las páginas de esta novela corta o relato largo de algo menos de cien páginas. Una lectura muy ágil favorecida por la brevedad de los capítulos y por el tamaño de la letra, bastante grande (no olvidemos que es un libro recomendado para lectores a partir de ocho años).

Este libro nos recuerda un poco a Una dulce historia de mariposas y libélulas (Jordi Sierra i Fabra), tanto por el tono poético como por la historia, ya que ambas cuentan el trayecto de un personaje a lo largo de un país tan exótico como es China.

En cuanto a las ilustraciones de Jacobo Muñiz, quizás algo de color hubiera ayudado a transmitir mejor el viaje de Xía Tenzin. Con respecto a la representación visual del protagonista, correcta en cuanto a su gran tamaño, se echa en falta más expresividad en su rostro. Lo que sí resulta curioso es el detalle de la ropa de los personajes, hecha con retales de tela auténticos.

En definitiva, una preciosa historia para almas sensibles, tengan la edad que tengan, y desde luego, no sólo para niños.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número