Último número
Entrevistas
Jay Kristoff, autor de Las guerras del loto, Illuminae y Nuncanoche.
Chris Pueyo, autor de El chico de las estrellas, Aquí dentro siempre llueve y La abuela.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Mary Poppins
P. L. Travers

Alianza
#PostureoClásicos El Templo#68 (febrero 2019)
Por Carlota Echevarría
935 lecturas

La niñera de los Banks ha tenido el descaro de irse sin avisar, ¡y sin pedir permiso! Por suerte, Mary Poppins llega como caída del cielo; casi literalmente, porque Jane y Michael, que la observan desde la ventana de su cuarto, jurarían que el viento la ha empujado hacia su puerta. Desde ese momento, no dejan de ocurrir cosas que parecen arte de magia, aunque Mary asegure que todo está dentro de la normalidad.

Para empezar está su bolso hecho de alfombras, que parece vacío pero tiene capacidad para guardar todo tipo de cosas; luego está el señor Peluca, que flota en el techo de su habitación cuando le da la risa, o Andrew, el perro malcriado de la vecina, con el que Mary Poppins es capaz de comunicarse. Por no hablar de la Vaca Colorada, que era amiga de su madre, o de la panadería en la que entra con Jane y Michael y que luego desaparece.

Mary Poppins es estricta, mandona y tiene cambios de humor inesperados, pero también es maravillosa. Con ella todo es posible, y eso tiene encandilados a Jane, a Michael, e incluso a sus hermanos bebés: John y Barbara. Su estancia con ellos es breve, pero no hay que preocuparse, porque Mary Poppins siempre vuelve cuando menos lo esperamos. En España, llegaron a publicarse cuatro libros de la serie: Mary Poppins, Vuelve Mary Poppins, Mary Poppins abre la puerta y Mary Poppins en el parque (los dos últimos actualmente descatalogados). En 1964 llegó a los cines, en 2004 al teatro musical, y en 2018 nos sorprendió volviendo a la gran pantalla.

P. L. Travers camina de manera magistral por los límites del realismo mágico. ¿Mary abre a los hermanos Banks la puerta a un mundo de magia, o hay cosas que son producto de la imaginación de los niños? No lo sabemos, pero no importa. Mary Poppins nos demuestra que hay otra forma de hacer las cosas, que para educar a los niños a veces vale más la imaginación que las normas. Y también que el mejor regalo que podemos darles es nuestro tiempo.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Duxo en La Casa del Miedo: No lo entendí. ...
yo en La lección de August (Wonder I): ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Me gustó mucho!!!!!!!!!...
Priscilla en Erik Vogler y los crímenes del rey blanco (Erik Vogler I): ¡Hola! Verdaderamente, un buen comienzo de saga. En lo p...
kelly en Hush, hush: ¡¡Me encanta!! Todo encaja y ya esperaba el final, que por ci...
youo en La Emperatriz de los Etéreos: Me ha encantado la historia y las cosas que ocurren. Me ha gustad...
José Ignacio en El rithmatista (El rithmatista I): ¡Wow! ¡Qué gran reseña! Una profesora me había comentado una...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número