Último número
Entrevistas
Gabriella Campbell, autora de El fin de los sueños y La noche del espectro.
África Vázquez, autora de las bilogías La ciudad de los ladrones y El club de los miércoles
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Me derrito por el Ártico
Erwan Seznec

Siruela
Reseñas de novedades El Templo#78 (octubre 2020)
Por Gabriela Portillo
314 lecturas

De no ser por la publicidad de unos rebozados de pescado, Antoine no se encontraría a la deriva sobre un trozo de hielo. Y no tendría que tragarse el miedo que ha heredado de la estirpe de cobardes que es su familia.

Precisamente su madre fue la que introdujo en su vida la marca Celsius, por un anuncio en el que garantizaban la calidad superior de sus productos frente a la de los grasientos Crujiñam. Con la intención de limpiar su imagen y ganar más cuota de mercado, la compañía Celsius organizaba una competición cuyos ganadores participarían en una expedición de un mes en el Ártico, donde conocerían las instalaciones de la empresa y la naturaleza de Groenlandia.

La originalidad del ensayo que escribió Antoine le ganó un puesto en el barco junto a otros tres estudiantes: la sagaz Marie; Joris, un cuasicientífico equipado para su propia muerte; y Julien, quien quizá no debería estar allí. El resto de la tripulación también era de lo más peculiar, y aunque ellos no entendieron por qué a simple vista, tú ya lo verás. ¡O eso espero! Un navegante debe tener buena visión, no como el capitán de La Sospechosa...

Al más puro estilo del tebeo francés, Erwan Seznec reúne a un conjunto de personajes estrafalarios pero honestos y los lanza en un viaje de dimensiones colosales. Tanto los enredos internos como las aventuras que propicia un escenario tan único como el Polo Norte desembocan en una comedia con mucho corazón. Y es que estos disparates, muchas veces, ocurren por la torpeza humana.

Si bien Me derrito por el Ártico es una novela, las ilustraciones de Vincent Bourgeau y la narración espontánea en primera persona hacen que se lea con la agilidad de un cómic. Cada frase está pulida para que la historia fluya sin esfuerzo del lector.

Así que ya seas un sabelotodo o te cueste leer, esta oda a los «defectillos» te acogerá entre sus páginas, porque sabe que la unión hace la fuerza.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
vale en El violín negro: nos super encanto la reseña por la intriga que te deja.y nos enca...
ALBERTO VALDIVIA PORTUGAL en El retrato de Dorian Gray: El Retrato de Dorian Gray, lo he leído varias veces en diferentes...
Eilin Ramos en Dare me: Fue bonito mientras nadie murió: Me gustaría leer el libro entero :(...
Gaby en Memorias de un amigo imaginario: Realmente disfruté leer este libro. Me llamó la atención en una f...
gabriela en El chico de la flecha: Para mí el libro es muy aburrido, no tiene nada de interesante, p...
Juani Soriano en Capitán Calzoncillos: Es un libro que me encanta por lo creativas que son las cosas. :)...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número