Último número
Entrevistas
Rafael Salmerón, autor de No te muevas, Musaraña, El club y 27 latidos.
Jay Kristoff, autor de Illuminae, Nuncanoche y Las guerras del Loto.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Momo
Michael Ende

Loqueleo
Reseña inédita
Por Nuria Dam
5.993 lecturas

¿En cuánto estima usted, señor lector, la duración de su vida?

¿Cuánto tiempo necesita, en total, para todas las comidas del día? ¿Cuántas horas suele dormir, de promedio, cada noche? ¿Cuánto tiempo tiene que sacrificar diariamente para el trabajo?

Tiempo, tiempo, tiempo. Tiempo perdido.

¿Por qué sigue leyendo esta reseña? ¿No cree usted que no puede seguir con este despilfarro? ¿No sería hora, señor lector, de empezar a ahorrar?

Así, entre palabras seductoras y humo de cigarrillos, los misteriosos hombres grises ejercen su influencia en el mundo. Y también así, poco a poco, los amigos de Momo dejan de pasarse por el viejo anfiteatro en el que la niña vive. Ni los chicos con los que inventaba juegos para viajar, sin moverse, a fantásticos lugares; ni los mayores a los que solía escuchar de esa forma de la que solo ella era capaz; ni si quiera Gigi y el viejo Beppo, sus inseparables compañeros, tienen ya tiempo para hacerle una visita.

Tiempo, tiempo, tiempo.

Momo es la única a la que le sobra. Y hará todo lo que esté en su mano para devolver a los hombres el tiempo que les ha sido robado.

Lo primero a destacar sobre Momo son los personajes: ingeniosos, excéntricos y entrañables, dotados de un encanto que solo Ende es capaz de regalar. Desde el maestro Hora y la tortuga Casiopea hasta los hombres grises, pasando, por supuesto, por la carismática Momo: sus personalidades se quedarán grabadas en tu mente durante mucho tiempo.

Hay que agradecerlo, en gran parte, a la prosa de Ende, que cabalga a medio camino entre cuento de hadas y preciosa poesía. Plasma sus ideas de forma tan clara que es difícil no sentirse identificado al instante con los pequeños momentos que describe, tan simples como mágicos.

Probablemente eso sea lo que más marca de la historia de Momo: el mensaje. Un mensaje que impregna cada página de la obra y que, al terminar, te hace sentir que esta vida tan frenética no es vida de verdad.

Párate a charlar con ese amigo de la infancia que siempre saludas con prisas por la calle; permítete el lujo de llegar tarde a clase para desayunar un trozo del pastel de aquel escaparte que ves a diario; piérdete en el rincón de la ciudad que parece sacado de una película y, por un día, no te preocupes por lo que venga después. Es la única forma de acabar con los hombres grises.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Anonimo en Un hijo: Gracias, me llegó hasta el corazón. Muchas gracias por su reseña....
diana en El señor de los anillos: Me encantó la reseña de El señor de los anillos. ...
elia en Monsterchef: Horrible. ...
Joana Isabel en Vendida: ¿Está basado en un hecho verídico? Hace años oí este titulo por l...
Azul Montalvo en La quinta ola (primera parte de la saga): Es un libro muy bueno, de esos que empiezas y no quieres parar. M...
maikelys en Un beso en París (primera parte de la saga): No leí el libro completo, pero se ve que es muy interesante....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número