Último número
Entrevistas
Begoña Oro, autora de Tú tan cáncer y yo tan virgo, Pomelo y limón Croquetas y wasaps.
Victoria Schwab, autora de la saga Villanos, La ciudad de los fantasmas o Los monstruos de Verity .
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Mujercitas
Louisa May Alcott

Penguin
#PostureoClásicos El Templo#64 (junio 2018)
Por Gabriela Portillo
8.910 lecturas

Ellas son las hermanas March: Meg, la primogénita, ejerce el papel de hermana mayor mientras trata de controlar su vanidad. Le sigue Jo, cuya rebeldía y determinación resultan vitales en su empeño por convertirse en escritora. Toda la familia describe a Beth como el ángel, por su inocencia y abnegación silenciosa. La pequeña Amy no tiene pelos en la lengua, que está aprendiendo a dominar.

A lo largo de la primera parte, seguimos la vida familiar durante un año, comenzando con la nostalgia de las primeras navidades en ausencia del padre, que marcha a la guerra. Cada capítulo relata un acontecimiento importante para la maduración de las chicas, de modo que la sensación final es de haber vislumbrado pequeños retazos de lo que era la vida alrededor de 1860. La segunda parte, en ocasiones publicada como una segunda novela, Aquellas mujercitas, retoma la historia tres años después. Te recomendamos que busques una edición íntegra, pues muchas traducciones se basaban en una versión posterior edulcorada.

No cabe duda de que la autora puso mucho de sí misma en la obra: se inspiró en su propia familia a la hora de crear los personajes. Se nota en el realismo, cuidado y cariño que desprenden. A pesar de lo diferentes que son las hermanas entre sí, se las valora por igual, sin ensalzar unas sobre otras ni enfrentarlas. Todas tienen cualidades que se resaltan y defectos que se esmeran en mejorar. Ocurre igual con los secundarios: Laurie, el romántico joven que será uno más en la familia, Hannah o la propia Marmee, la madre de las March. Así, se explica el poso que todos ellos han dejado en los corazones de lectores de épocas tan dispares.

Y es que Mujercitas es una novela atemporal, que aún llega a las nuevas generaciones, pues capta con lucidez las relaciones familiares. Louisa May Alcott fue una mujer adelantada a su tiempo, y sus ideas feministas pueden verse en Jo March, la debilidad de muchos lectores que, como ellas, amamos los libros.

Hay muchas formas de ser y hacerse mujer: Mujercitas nos demuestra que todas son igual de válidas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Mokashiya en La Emperatriz de los Etéreos: Para mí, Laura Gallego está en un pedestal y compro sus libros si...
Juan en Tokio en el corazón: Excelente libro juvenil. Muy construtivo. ...
Lorena del Mar en Enciclopedia de las cosas que nunca existieron: Saludos... Para quienes estén en Medellín, el libro esta disponib...
UwU 8C en Un monstruo viene a verme: ¡Horrible!...
azucena en Por trece razones: No he leído el libro, pero me encantaría tenerlo. Sí que me he vi...
adrian en La mecánica del corazón: Me gustó demasiado el libro, porque es muy romántico. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras