Último número
Entrevistas
Pierdomenico Baccalario, autor de la saga Ulysses Moore, La Academia y Los zorros del desierto.
María Menéndez-Ponte, autora de El poso amargo del café, Nunca seré tu héroe, y Maldita adolescente.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El Niño brujo
Molly Knox Ostertag

Harper Collins
La Comicteca de El Templo El Templo#65 (agosto 2018)
Por Nuria Dam
838 lecturas
Las chicas hacen encantamientos, pociones y piden favores a las plantas; los chicos se transforman en animales y luchan ferozmente contra los demonios. Así funciona la magia y así lo hará siempre.
 
El problema es que, por mucho que lo intente, Aster no consigue transformarse. Prefiere espiar las clases de las chicas a entrenar con el resto de sus primos, cosa que su familia no ve nada bien: el último hombre que intentó desafiar las leyes de la magia de aquel modo encontró un final terrible. Conocen la historia de primera mano porque se trataba de Mikasi, el hermano de la abuela.
 
Cuando el primo Sedge se pierde una fatídica noche en el bosque, todas las pistas apuntan a que un demonio acecha a la familia. Las sospechas se confirman pocos días después: dos chicos más desaparecen sin dejar rastro. Nadie sabe qué hacer ni por dónde empezar. Nadie… excepto Aster.
 
Y es que, por mucho que le digan que está mal, Aster cree que su magia puede ser esencial para conseguir que sus primos vuelvan a casa. Las flores le escuchan y es capaz de conjurar el agua para mirar a través de ella. Está convencido. Nació para ser brujo.
 
Cuesta creer que El niño brujo sea el primer trabajo en el que Molly Knox Ostertag se ha encargado de la historia además de la ilustración. Con unas pocas pinceladas logra asentar las bases de un mundo fascinante y misterioso. Acompañada por tonos evocadores para crear la mágica atmósfera de la casa familiar y rojos violentos para las escenas demoníacas, la historia logra impregnarse de un aroma propio, único, que se mantiene presente mucho después de cerrar las páginas.
 
El mensaje de tolerancia y aceptación que promueve merece mención aparte, así como el entrañable elenco de personajes que conforma la familia de Aster. Su aventura es perfecta para volver a creer en la magia: largos días de verano, familia, amistad, peligros ocultos más oscuros de lo que parecen y susurros de la naturaleza. Si te parecen los ingredientes perfectos para una poción, deberías adentrarte en el mundo de El niño brujo.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Priscilla en El rebaño peligroso: ¡Hola! Se trata de un libro que se lee en un momento...
Priscilla en Ahora llega el silencio: ¡Hola! En una sociedad postapocalíptica donde el saq...
Lorenzo en Nunca seré tu héroe (primera parte de la saga): Es uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Se not...
Kris en La materia oscura: Yo leí este libro cuando tenía 17 años (ahora tengo 32) y recuerd...
duiydhfhfgbdg en Skulduggery Pleasant: Derek, ¿por qué no te dan ya el premio al mejor escritor de la dé...
pepon en El mar: Estoy de acuerdo contigo, MarÍa Cristina, pero no hace falta que ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número