Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

No es invisible
Marcus Sedgwick

Bambú
Reseñas de novedades El Templo#43 (diciembre 2014)
Por Estefanía Moreno
5.502 lecturas

Laureth y su hermano pequeño, Benjamin, vuelan hacia Estados Unidos con un objetivo muy claro: encontrar a su padre. Lleva días ilocalizable y la única pista que tienen es su «cuaderno negro», del cual nunca se separaba, y que ha aparecido allí. Y es que el padre de Laureth es escritor, y supuestamente estaba en Suiza buscando inspiración. De modo que... ¿cómo ha aparecido su cuaderno en la otra punta del globo?

Sin contárselo a su madre — que no cree ni por un momento que su padre se haya perdido o le haya pasado algo— Laureth decide que si quiere saber qué le ha ocurrido, tendrá que averiguarlo ella misma, aunque eso implique viajar a Nueva York y llevarse a su hermano pequeño con ella.

La trama no reviste mayor notoriedad a menos que te digamos que Laureth es ciega y que el pequeño Benjamin estropea cualquier aparato electrónico que toca. De esta manera, Marcus Sedgwick nos explica una historia de intriga, una búsqueda, basándose en unos personajes que a primera vista no parecen los más aptos para llevar a cabo esta «misión». Pero la descripción que hace el autor de ellos, sobre todo de Laureth, hace que nos encariñemos con ella de inmediato. Aunque a veces se siente indefensa o sobrepasada por la situación, vemos en ella una fuerza interior que la empuja a seguir adelante y no darse por vencida.

El autor plantea la historia dando saltos adelante y atrás en el tiempo, alternando la historia de Laureth y su familia y el viaje de los dos hermanos. De esta manera la trama va avanzando, haciendo que la lectura sea ligera y que no nos encontremos con capítulos demasiado pesados.

Con una historia y narración sencillas, pero con unos personajes complejos, No es invisible es una muy buena lectura de fin de semana que disfrutar y una muy buena manera de descubrir a Marcus Sedgwick.

¿Qué opinan nuestros lectores?
Ana Camacho
2015-09-11 04:50:10
Un libro fascinante, me ha hecho reflexionar respecto a situaciones que por cotidianas en ocasiones pasan desapercibidas y pueden ser analizadas hasta una increíble profundidad.
En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
iblue22 en El corredor del laberinto (El corredor del laberinto I): Me encantó el libro, la película, todo en general. La recomiendo ...
naiara en Los tres mosqueteros: No me gusta nada este libro, me lo tuve que leer en Semana Santa ...
Adrea Gil en ¡Un año fuera de casa! (New York Academy I): Me ha gustado el libro bastante, te tiene enganchada casi toda la...
Lauraa en Última llamada: Simplemente increíble....
Deyan en Hermano Lobo (Crónicas de la Prehistoria I): ¡¡Mi saga favorita de todos los tiempos!! Jajajaja, me paso recom...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número