Último número
Entrevistas
Costa Alcalá, autores de La Segunda Revolución.
Margaret Stohl, coautora de Hermosas criaturas y guionista de La Capitana Marvel.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

Una noche en la luna
Cath Crowley

Molino
Reseñas de novedades El Templo#23 (agosto 2011)
Por Cris Menéndez
7.716 lecturas

Es la última noche de su último año en el instituto, y Lucy y sus amigas Jazz y Daisy deciden celebrarlo con acción y aventura. Para ello tienen a Leo, Dylan y Ed. A Jazz le gusta Leo y Daisy y Dylan llevan tiempo saliendo, aunque después del incidente de esa mañana (él le tiró huevos a la cabeza), la relación se tambalea.

Pero las cosas entre Ed y Lucy no parecen ir por buen camino. Puede ser porque ella está totalmente obsesionada con un graffitero llamado Sombra, o puede ser porque Lucy le rompió la nariz a Ed en su primera y desastrosa (y última) cita, cuando él le tocó el culo. Sin embargo, a medida que avanza la noche, se van acercando y rompiendo el hielo que se formó en torno a ellos tras el incidente de la nariz, y después de un comienzo un tanto incómodo, se embarcan juntos en una caza por la ciudad en busca de Sombra.

Con esta novela Cath Crowley ha conseguido lo que parece ser el punto fuerte y el sello distintivo de las autoras de realista juvenil australiana: unos personajes inolvidables, interacciones auténticas y esa amistad envidiable que los une.

Una noche en la luna tiene personajes reales, conmovedores, divertidos y llenos de vida. No solo los principales te hacen reír y te enamora su forma de ser y sentir, también Jazz, la médium, o Leo, el poeta, Daisy y Dylan, o incluso la abuela de Leo (que ni siquiera aparece en el libro) se ganan el corazón y la simpatía del lector fácilmente. Llegan a interesarte tanto como los protagonistas, y quieres saber también que hacen ellos durante esa noche interminable.

La amistad también juega un papel muy importante en esta novela, quizá más secundario, pero está ahí, presente y vívida en cada palabra que los personajes se dirigen entre ellos. Tanto la entrañable amistad de Luce y Jazz como la inquebrantable que une a Ed y Leo merecen atención. Asimismo las obras de graffiti de Sombra están excepcionalmente descritas. Solo hay que concentrarse un poco y estas aparecerán ante ti mientras lees.

Si quieres acabar el verano con una buena lectura, de esas que te dejan con una sonrisa de oreja a oreja al terminar, no dudes en perderte por las calles de Melbourne con Ed y Lucy en busca de Sombra.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
El dador de recuerdos en Si decido quedarme (Si decido quedarme I): Un libro que nos enseña mucho sobre la vida, y no solo en situaci...
Laia en La lección de August (Wonder I): Me encantó el libro, me he leído el libro y también he visto la p...
Jonathan en La historia interminable: Considero La historia interminable un libro imprescindible...
iker alvarez en La Casa del Miedo: Me ha gustado el libro....
txatxe en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Me mandaron comprarlo para la clase en Mercedarias y lo que no en...
Nepe en La lección de August (Wonder I): El libro me encantó, lo recomiendo mucho y muy buena reseña. ...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras