Último número
Entrevistas
Victoria Álvarez,
Stephanie Perkins,
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

En Otro lugar
Gabrielle Zevin

Umbriel
Libros olvidados El Templo#66 (octubre 2018)
Por Gabriela Portillo
591 lecturas

¿Te has preguntado qué hay después de la muerte? Algunos lo llaman cielo, otros más allá o nirvana. En realidad se llama Otro lugar, y a Liz le recuerda más al infierno.

Te ponemos en situación: tienes dieciséis años, empiezas a quedar con chicos, ahorras dinero para la universidad y te preparas para las primeras fiestas mientras ves crecer a tu hermano y a tu perrita. Y, de la nada, un taxi choca contra tu bicicleta. Y te mueres.

Lo único que deseas es recuperar el tiempo arrebatado. Sin embargo, en Otro lugar, donde van a parar las personas que fallecen, resulta imposible. Allí, en vez de ganar tiempo, se pierde, porque el tiempo corre en tu contra. Cada día estás más cerca de volver a nacer, volviendo hacia atrás hasta no ser más que un bebé listo para regresar a la Tierra, desprovisto de todo recuerdo de tu vida anterior.

En Otro lugar se trata de un coming-of-age peculiar: cuando la madurez alcanza a Liz, una vez aceptada su suerte, comienza una regresión a su infancia en la que seguimos un proceso inverso de lo más interesante. La autora experimenta con la situación, valorando el ciclo vital del personaje por encima de la trama, que queda algo desdibujada.

Liz derrocha angustia vital e inconformismo, en un claro retrato de la adolescencia que requiere al lector ser paciente con ella. Como suele ocurrir, no estamos de acuerdo con todas sus decisiones. De hecho, la relación amorosa que surge nos parece bastante cuestionable: como la gente cumple años al revés, podrías salir con tu abuelo... que físicamente no pasa de la pubertad.

Este sistema de «rejuvenecimiento» se une a otros detalles que hacen de Otro lugar una opción interesante a la pregunta que te planteábamos al principio. La autora crea, por ejemplo, unos prismáticos para observar la vida en la Tierra, pero deja espacio a la imaginación para completar a su gusto los huecos inexplorados. ¿Qué mayor placer para el escritor y el lector que perderse en un mundo alternativo al nuestro?

Antes de The Good Place (Michael Schur, 2016), existía Otro lugar.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
titi vega en Nunca digas siempre: El libro no me gustó para nada, fue como cualquiera de esas histo...
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número