Último número
Entrevistas
Beatriz Esteban, autora de Presas, Las voces del lago y Donde no haya niebla.
Gemma Pasqual, autora de la trilogía Xenia y la bilogía Like.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El piso mil (El piso mil I)
Katharine McGee

Molino
Reseñas de novedades El Templo#54 (octubre 2016)
Por Carlota Echevarría
4.996 lecturas

La mitad de Nueva York ha sido ocupada por una torre de mil pisos, y la otra mitad vive bajo su sombra. Las plantas más altas son para la gente rica y las bajas, que son tan anchas que contienen calles y manzanas, para los más humildes. Estamos ante un futuro no muy lejano, con una tecnología ligeramente superior a la nuestra: los móviles ahora son lentillas, los padres pueden diseñar el material genético de sus hijos a medida, los robots se encargan de los trabajos de limpieza… al menos en las clases altas, porque todo esto está al alcance de unos pocos.

Quizá los adolescentes de las familias ricas no sean más felices que los de las clases bajas, pero hay que reconocer que viven como reyes y, por supuesto, son la envida de todos. En especial, Avery, que es guapa, simpática y reside en el único apartamento del piso mil. Pero Avery tiene un secreto que la atormenta y no la deja dormir por las noches. Tampoco sus amigos tienen más suerte: Leda ha pasado el verano en una clínica de desintoxicación, Conor perdió a sus padres siendo muy pequeño…

Sus problemas palidecen en comparación con los de los habitantes de las plantas bajas, como Rylin, que trabaja en un puesto de comida rápida y tiene que mantener a su hermana pequeña, o Watt, que emplea sus habilidades informáticas para hacer trabajos ilegales.

El piso mil no es una novela de ciencia ficción, es más bien una versión de Gossip Girl con tintes distópicos. Casi todas las tramas tienen que ver con romances (posibles e imposibles, antiguos y nuevos, esperados e improbables…) y con dinero, aunque la ambientación también tiene mucho peso, sobre todo gracias a personajes como Watt o Conor. La tecnología de la torre está muy bien pensada: hay ascensores, pero también tranvías para moverse por las plantas más amplias, calles con árboles, falsas ventanas en los pisos que no dan al exterior…

La novela está narrada en tercera persona, pero el punto de vista va cambiando en cada capítulo; así podemos enterarnos de las historias de todos los protagonistas, aunque muchas de ellas no estén relacionadas entre sí. Sin duda, uno de los méritos de Katharine McGee es conseguir que todos los personajes sean interesantes, de modo que siempre te apetece leer el siguiente capítulo para ver cómo continúa esa trama.

La edición también está a la altura de las plantas más altas de la torre, con una preciosa portada con distintas texturas, y una traducción de Manuel de los Reyes que se adapta muy bien al estilo informal pero literario del libro.

Si te gusta el glamour de la alta sociedad, los secretos y el romance, en El piso mil encontrarás lo que buscas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
Biavina en Pregúntale a Alicia: Le puse ganas, llegué hasta la página 25, me aburrí y me fui....
team melangas en Sin corazón: Todavía no leí el libro, pero lo quiero. Me gusta mucho Alicia en...
sandra en El diario de Anne Frank: Me ha gustado mucho, es un tema muy triste pero es interesante ve...
MIO en La noche más oscura: Necesito urgente el por qué se llama así el libro, por favor....
Ana en El reino de los Tres Soles (El reino de las Tres Lunas II): Es muy aburrido. No encuentro la necesidad de hacer una se...
anastasia en Insu-Pu: la isla de los niños perdidos: Tengo doce años y recomiendo mucho este libro. Era lectura obliga...
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras