Último número
Entrevistas
José Antonio Cotrina, autor de La deriva, La noche del espectro y La canción secreta del mundo.
Marissa Meyer, autora de Renegados, Sin corazón y Las crónicas lunares.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

El ponche de los deseos
Michael Ende

Anaya
Reseñas de novedades El Templo#34 (junio 2013)
Por R. A. Calle Morales
10.257 lecturas

Belcebú Sarcasmo es un mago. Tiene grandes poderes con los que es capaz de realizar las más increíbles proezas y moldear la realidad a su antojo. Es el mismo caso de Tirania Vampir, dotada bruja y tía de Sarcasmo. Desgraciadamente, todo ese talento está empleado únicamente en fines egoístas y maléficos. Y no es casualidad que estos dos personajes estén en posesión de tan extraordinarios dones, pues ambos han hecho un pacto con el mismísimo Belcebú, señor de los infiernos, para conseguirlos. A cambio de sus poderes ambos hechiceros se comprometieron a que, en el plazo de un siglo, deberían llevar a cabo ciertas tareas tales como contaminar la naturaleza, llevar a la extinción decenas de especies animales, contribuir a la desecación de ríos y lagos… lo típico, vaya. Desgraciadamente para ellos el plazo se acaba esta misma noche, por lo que han de darse prisa si quieren cumplir con su parte del trato; y, como todo el mundo sabe, los tratos que uno hace con el señor del infierno es mejor cumplirlos.

Sumidos en la desesperación, Sarcasmo y Vampir deciden elaborar la compleja pócima del ponche de los deseos: un misterioso brebaje que hace que se cumpla todo lo que deseas… pero al revés. ¡Una jugada maestra para la noche de San Silvestre, la última del año! Para impedir que los malvados hechiceros consigan sus objetivos están las mascotas de los mismos: un cuervo desplumado y un gato obeso… habrá que cruzar los dedos.

Michael Ende, autor de nuestra bienamada La Historia Interminable, escribió en esta ocasión un relato cómico de corte fantástico. Una historia que compite contra el reloj del que están pendientes los protagonistas y contra el aburrimiento del lector, pues garantiza un buen puñado de sonrisas gracias a ese ingenio tan característico de Ende. La editorial Anaya reedita este libro bajo el marco de su nueva colección «Clásicos modernos» con la que estamos muy contentos pues rescata grandes títulos de la literatura juvenil como Mecanoscrito del segundo origen, Las flores radiactivas o este imprescindible El ponche de los deseos. Adéntrate en esta divertida carrera contrarreloj, pero date prisa… ¡están a punto de dar las doce!

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
titi vega en Nunca digas siempre: El libro no me gustó para nada, fue como cualquiera de esas histo...
Sandra en La colina de Watership: Yo vi primero la película de animación hace muchos años, y me fas...
HDP en Seis horas y unas gotas de sangre: Una grosería. El libro es muy grosero y nada educativo. ...
Luis en Se vende mamá: No he podido encontrar el libro....
Sara en Muerte en el Priorato: Al principio no engancha, pero conforme pasan las páginas se va v...
Mayté Vega en El Chico de las Estrellas: Es lo mejor, ayuda a las personas a superarse por sí mismas....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número