Último número
Entrevistas
Daniel Ojeda, autor de Todo lo que sé sobre un corazón roto y Como si nadie nos estuviera mirando.
Rachel Hartman, autora de Seraphina, Escamas y Tess del camino.
¿Que te apetece leer?

Cuéntanos qué quieres leer y el Recomendador te dirá qué libros encajan con tus preferencias.

¡Pruébalo!

La Reina del Aire y la Oscuridad (Cazadores de Sombras: Renacimiento III)
Cassandra Clare

Destino
Reseñas de novedades El Templo#71 (agosto 2019)
Por Daniel Renedo
270 lecturas

¡Por el Ángel, cuidado! Esta es la reseña del último libro de la trilogía y contiene spoilers. Vete de aquí, estúpido mundano, si no has leído al menos los dos anteriores volúmenes o puede que contraigas viruela demoníaca.

La gente hace cosas raras cuando ha perdido a alguien.

Livvy está muerta. La Espada Mortal rota. Y el resto de los nefilim creen que Emma y Julian son los culpables.

El Inquisidor también está muerto. Emma y Julian habían acordado con él el exilio de Emma para frenar la destrucción que la maldición de los parabatai pudiera llegar a ocasionar. Toda confianza de salvarse está perdida.

No son los únicos que van a perder cualquier ápice de esperanza: el fanático Horace Dearborn, padre de la antagónica Zara Dearborn, acaba de ser nombrado nuevo Inquisidor. Con la excusa de mantener en pie lo estipulado con el antiguo Inquisidor, Horace envía a Julian y Emma en una misión suicida: ir a la Tierra de las Hadas y, en tan solo cuatro días, encontrar (y matar) a Annabel Blackthorn y recuperar el Libro negro de los muertos. ¿Problemas? Julian ya no siente nada, solo le queda una sed insaciable de venganza.

La historia, cuando se olvida, siempre se repite. El miedo abre las puertas del odio. Y lo inhumano resulta, en última instancia, lícito: puertas de hierro para frenar a las hadas, un registro de subterráneos, runas de mutismo para los nefilim acusados en los juicios... ¿Te suena? Distintas medidas, pero el mismo odio y el mismo miedo: a lo diferente.

Cassandra Clare, en su trilogía más inclusiva hasta el momento, echa mano del fascismo para engranar una ambientación que habla por igual, en estos tiempos oscuros, a sus lectores nacionales como internacionales. La reina del aire y la oscuridad es un libro lleno de grises, desde el duelo, que se explora como nunca antes se había hecho en la saga, hasta el tenebroso mundo de Thule: el gran «y si...».

Las prácticamente ochocientas cincuenta páginas de esta duodécima novela (dentro del mundo) intimidan bastante, y nos atreveríamos a decir que doscientas del total son prescindibles, pero también nos atrevemos a asegurar que la aventura acaba mereciendo la pena. Puede que no estés preparado para el viaje (interdimensional) que te espera, así que no te lo pienses dos veces: coge este tocho, ármate de valor y léelo de una vez por todas.

En El Templo nos gustaría saber qué te pareció este libro
Nombre
E-mail
Tags permitidos [b]Negrita[/b] [i]Cursiva[/i] [u]Subrayado[/u] [del]Tachado[/del] [q]Cita[/q] [spoiler]Texto[/spoiler]
Tu comentario

El Templo de las Mil Puertas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus lectores.
Los spoilers deberán estar indicados en los comentarios en consideración a aquellos lectores que no hayan leído el libro.
¿Qué dicen nuestros lectores?
nacchssss en El asombroso legado de Daniel Kurka (o el secreto de Nikola Tesla): Solo quiero que me resuelvan una duda: ¿esta historia está basada...
Priscilla en El efecto Frankenstein: ¡Hola! Bella novela de fantasía, con un toque románt...
Priscilla en Manual de instrucciones para el fin del mundo (Crónicas del parásito II): ¡Hola! Tras la buena impresión que me llevé con L...
Roxi hernandez en Todas mis heridas: Necesito leer más, es excelente. ...
xiana iglesias vazquez en El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares: Me parece un libro muy interesante, pero no doy las cinco porque ...
javi en Desconocidos: No lo recomiendo....
Últimas novedades en el catálogo
#CitasCallejeras
Último número